Foto de Ángel David Flores Treviño

Ángel tenía 17 años, soñaba con ser médico y ha muerto de la forma más injusta

Creen que fue víctima de una "prueba de valor", un crimen al azar requerido para entrar en las pandillas

Ángel David Flores Treviño tenía 17 años y acababa de cumplir su sueño, al graduarse y obtener el acceso a la universidad. Su sueño era ser médico, pero ya no podrá cumplirlo. Murió tiroteado en las calles de Los Ángeles (California), donde se encontraba de viaje con su familia.

De hecho, el viaje a Estados Unidos era un regalo por haber culminado los estudios con éxito. Poco sabía el muchacho que ese viaje le conduciría trágicamente a la muerte. Sus padres luchan ahora para devolver su cuerpo a México, y han iniciado una campaña para recoger fondos.

La policía abrió una investigación por este tiroteo, uno más de la oleada de ataques con armas de fuego en el país. Fuentes policiales han informado que aún no hay indicios de quién fue el responsable del tiroteo. El caso ha obtenido una gran difusión y están pidiendo justicia para Ángel David.

Recibió cuatro disparos

Ángel David había viajado a Los Ángeles con sus padres como premio por haber cumplido el sueño de matricularse en Medicina. La familia Flores Treviño llevaba dos semanas en el país. El pasado sábado 18 de junio, acudieron en coche a una tienda para comprar material escolar.

Ángel David Treviño
Ángel murió en un viaje que había recibido como regalo | Cedida

Según la investigación policial, una camioneta se puso al lado del coche en el que iban seis miembros de la familia Flores Treviño. Los asaltantes abrieron fuego contra ellos cuando estaban parados en un semáforo en rojo. El adolescente recibió cuatro disparos y quedó herido de muerte.

Todo ocurrió muy rápido, y tras la ráfaga de tiros se vivieron momentos de pánico en el coche de las víctimas. Un primo de Ángel David, que se encontraba al volante, también recibió impactos. Ángel murió debido a las lesiones que presentaba, mientras que su primo salvó la vida.

La familia hace una petición

La familia tenía planeado volver este miércoles a su casa de Durango, en México, pero sus planes han cambiado. Ahora han emprendido una campaña para recaudar fondos y que el cuerpo de su hijo pueda volver a México. También siguen de cerca la investigación policial, que apenas está avanzando.

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Sucesos

José Ángel, el padre del niño, no estaba con la familia el día del tiroteo y aún se encuentra en estado de shock. “Aún no entendemos qué pasó”, ha asegurado, y ha apelado a las autoridades para que se haga justicia con su hijo. Su prioridad, ahora, es volver a casa con el cuerpo de su niño.

Según fuentes oficiales, la repatriación del cuerpo podría demorarse hasta quince días. La familia apareció en el canal mexicano Univisión, y gracias a eso consiguieron la aportación solidaria de muchos ciudadanos. La familia ha agradecido todo el apoyo y el cariño que están recibiendo. 

La policía tiene una teoría

La familia ha explicado lo ocurrido el pasado sábado, cuando mataron a Ángel David con tan solo 17 años. “Nos informan aproximadamente a las seis de la tarde de que sufrieron un accidente. Conforme fueron pasando las horas nos fueron explicando las cosas como sucedieron”.

“Ángel fue trasladado al hospital y sometido a una operación a vida o muerte, pero murió. Su primo recibió cuatro impactos de bala, aún se encuentra hospitalizado con una bala en el pecho y otra en el estómago. Todavía no hay información clara sobre lo ocurrido, porque sigue la investigación”.

Lugar funerario de Ángel David Treviño
La muerte de Ángel ha causado consternación | Cedida

Los autores del tiroteo abandonaron el lugar de los hechos y de momento no hay ni rastro de ellos. La policía cree que se trata de una especie de rito de iniciación en las bandas pandilleras. Para entrar en estos grupos, muchas veces se pide una prueba de sangre consistente en matar a alguien.

Lo que tienen claro es que no se trata de un robo ni de un ajuste de cuentas, ya que no atracaron a la familia ni les conocían. Todo apunta a que se trata de un crimen al azar, probablemente relacionado con esas bandas pandilleras. Ángel estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado.