Se puede liar gorda: El detalle en la mascarilla de Pablo Iglesias con el rey delante

El vicepresidente segundo del Gobierno ha lucido un símbolo republicano en el acto oficial presidido por el rey Felipe

Primero plano de Pablo Iglesias con mascarilla durante el acto de la Fiesta Nacional del 12-O
Así lució Pablo Iglesias en el 12-O con su mascarilla con la cara de la república | ABC

Esta mañana se ha celebrado el primer 12-O con el Gobierno de coalición y en medio de un clima de gran tensión política, entre otras cosas por la tensa relación entre el presidente del Gobierno y el rey Felipe VI. Si ambos habían intentado un acercamiento los últimos días, Pablo Iglesias se ha encargado de dinamitarlo con la mascarilla que ha lucido en el acto oficial.

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha aparecido en el acto oficial de la Fiesta Nacional con una mascarilla en la que se ve un logo que simboliza la cara de la república.

Se trata de una mascarilla de «198», una marca republicana fundada por Juanma del Olmo, secretario de Comunicación de Podemos, con su hermano Eduardo y Eduardo Garrido. Es una marca que Pablo Iglesia suele lucir en sus polos y camisas, y últimamente también con las mascarillas que lleva en sus apariciones e intervenciones en el Congreso.

De hecho, esta mascarilla que reivindica la Sanidad Pública en una parte y en la otra lleva el logo con la cara de la república, ha sido utilizada por el líder de Podemos para contrarrestar la mascarilla con la bandera de España popularizada por los diputados de Vox en el Congreso. Es la misma mascarilla que llevó en el funeral de Estado por las víctimas de la Covid.

En el lado derecho de la mascarilla que hoy llevaba Iglesias se puede ver el símbolo de la república española. Según explica la propia marca en su página web, simboliza «la cara de la gente, de lo civil, coronada por el laurel porque sabemos que es sobre quién debe residir la soberanía y porque sabemos que vamos a ganar». También aclara que «es solo media cara porque está saliendo de una sombra, está apareciendo de donde nunca debió estar y se presenta como lo que es, los que vamos a ganar».

Podemos maneja la comunicación no verbal y los símbolos como pocos, y en esta incómoda fecha para la formación morada ha querido aprovechar los atuendos para lanzar algunos mensajes. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asistido al acto con un llamativo vestido morado tras la polémica sobre la celebración del 8-M en pleno ascenso de los contagios y el reciente anuncio de la inminente derogación de la ley del aborto.

Otro desplante a la Corona

Es evidente que la Fiesta Nacional, con todo lo que simboliza y con el rey Felipe VI presidiendo el acto, incomoda a Podemos, y todas las miradas estaban puestas en la presencia del nuevo gobierno de coalición que se estrena en ese acto. Por eso Pablo Iglesias quería enviar un mensaje claro a su electorado, sin tener en cuenta el nuevo desplante que pone en evidencia a su jefe, Pedro Sánchez

El presidente Pedro Sánchez se ha esforzado la última semana en escenificar un acercamiento al rey Felipe VI tras las críticas por el veto del Gobierno a la presencia del rey en un acto oficial y el silencio de Sánchez tras las críticas de algunos de sus ministros a la Corona. Sánchez quiso firmar la paz en un acto oficial, el viernes pasado, en Barcelona.

Hoy era la oportunidad ideal para que Sánchez mostrara que su entendimiento con el rey Felipe está fuera de toda duda, en un acto con toda la solemnidad y apoyado por las declaraciones de su ministra de defensa, Margarita Robles: «la monarquía parlamentaria es esencial». Pero la asistencia de Pablo Iglesias con el logo de la república vuelve a dejarlo en mal lugar.


Comentarios

envía el comentario