Blas Cantó durante su actuación para comenzar la entrevista de Rocío Carrasco en Telecinco

'Vi verdad en sus ojos': Blas Cantó desvela lo que sintió al lado de Rocío Carrasco

'A Rocío le contaría parte de mi historia, a ella sí, porque sé que la entendería'

Durante la noche de la entrevista que concedió Rocío Carrasco en directo durante el ecuador de su serie documental se vivieron muchas emociones, de eso no cabe duda. Sobre todo, al comenzar la velada, ya que el plató se llenó de tensión y lágrimas con la entrada de la protagonista al son de una de las canciones más míticas de su madre: 'Como las alas al viento'.

Blas Cantó fue el encargado de poner voz a este tema con tanto significado, aunque él mismo reconoce que lo sintió como una gran responsabilidad. «Fue una responsabilidad muy grande porque Rocío Jurado es la más grande y la historia es delicada. Se respiraba mucho emoción, Rocío estaba muy emocionada, vi mucha verdad en sus ojos, mucha sinceridad en su historia y en su mirada cuando llegó al plató».

Así, el próximo representante de Eurovisión, reconoce haber estado muy nervioso, en una noche que también era muy especial para él. «Yo estaba hecho un flan, tenía muchos nervios. Sentí su fuerza y, por eso, pude terminar la canción, porque en este momento de mi vida para mí también es delicado cantar ciertas cosas por la carga emocional que tienen», ha explicado durante una entrevista exclusiva a la revista 'Lecturas'.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

De hecho, Blas incluso llegó a plantearse si asumir el reto o no. «Cuando me dijeron si quería cantar un tema de Rocío Jurado, se lo agradecí, pero mi primera reacción fue decirles que no, porque me vi de un día para otro cantando una canción de Rocío Jurado y ¡cómo me iba a atrever yo a hacer eso! Luego pensé que quería estar en este momento porque he escuchado su historia y sí la creo».

«Como sí la creo, como esa historia representa tanto en mi vida, en la vida de muchas mujeres, muchas familias y, por desgracia, de muchos hombres también, me sentía en la obligación moral de estar esa noche allí. Y no me arrepiento», ha declarado.

Además, el momento en el que Blas Cantó se acercó a Rocío Carrasco, y le dijo de forma clara 'Yo sí te creo', mirándola a los ojos, se convirtió en uno de los más bonitos de la noche. «Cuando vi a Rocío Carrasco se me pasó la historia de mucha gente, que es muy difícil demostrar este tipo de violencia. Es fácil demostrar un golpe, pero no los que te dan al corazón. Sentí mucha empatía».

«La frase 'Yo sí te creo' no la pensé, pero vi tanta verdad en sus ojos... Yo tenía ganas de darle un abrazo, pero no pude por la distancia social, el mejor abrazo que le podía dar era decirle: 'Yo sí te creo'. Necesitaba ese abrazo en ese momento en el que se respiraba tanta hostilidad y el recibimiento fue lindo, pero también fue frío porque se llenó la sala de silencio», ha explicado acerca de esa entrada que protagonizó Rociíto. 

«Creo que nos da miedo asumir ciertas cosas que pasan en la sociedad y darnos cuenta de que no somos tan modernos como pensamos. Hay mucho machismo en nosotros, pensamientos que nos da vergüenza asumir», ha concluido acerca de la repercusión que la docuserie está teniendo en la sociedad. Algo, que al parecer toca al propio cantante muy de cerca.

«He visto su documental. Ha habido episodios que, realmente, uno piensa que lo que cuenta lo he vivido yo, o lo ha vivido alguien cercano a mí en mi casa. ¡Cómo no voy a empatizar con su historia! ¡Cómo no me la voy a creer! Si eso lo he tenido cerca».

Blas asegura que ha vivido en su propia piel experiencias como las que cuenta Rocío Carrasco. «Tengo una historia muy cercana de una madre sufriendo por su hija. Y no voy a profundizar», ha confesado sin querer entrar en detalles. 

«Sin conocerla, sentía el dolor de Rocío, yo y mucha gente. Han aumentado las llamadas al teléfono contra la violencia de género. Me gusta mucho la frase, sin yo meterme porque no les conozco, de 'perro no come perro'. Porque al igual que 'perro no come perro', la víctima empatiza con la víctima».

Además, no ha dudado en señalar que no dudaría en contarle su historia a alguien como Rociíto. «A Rocío le contaría parte de mi historia, a ella sí, porque sé que la entendería», ha destacado.