El príncipe Guillermo delante de su hermano Harry en una conmemoración el marzo de 2020

Repudiados en Buckingham: Guillermo le da la estocada final a su hermano Harry

Mejor que un capítulo de 'Juegos de Tronos'

«Cerca de dos millones de personas en el mundo vieron su boda. Desde fuera, todo parecía sacado de un auténtico cuento de hadas». Así empezaba la entrevista que ha hecho saltar la monarquía inglesa por los aires, y que ha roto de un plumazo toda ese sueño ideal acerca de lo que implica pasar a formar parte de la realeza.

Meghan Markle lo vivió en sus propias carnes, la crueldad de una entidad, calificada por si misma como 'La Institución', que busca protegerse a sí misma a toda costa.

Así se lo relataba entre lágrimas a Oprah Winfrey en una entrevista que no ha dejado indiferente a nadie, y muchos menos a Buckingham Palace.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El motivo de su marcha a Estados Unidos 

Nada parecía presagiar el terrible suplicio por el que Meghan Markle  y su marido,  el príncipe Harry, estaban pasando. Al menos, hasta que su repentina huida a Estados Unidos y el renuncio a toda clase de título o estatus, en concreto el de duques de Sussex que por matrimonio les pertenecía, dieron rienda suelta a toda clase de especulaciones y rumores.

'El Megxit' lo llamaron aquellos que insistían en tachar a la actriz como la mala de la película. ¿Pero es así realmente? ¿Quién hizo llorar a quién? En el tiempo que ejercieron su papel dentro de la familia real, todo eran sonrisas, a pesar de que de puertas para dentro la realidad era otra.

Meghan ha hablado, y lo ha hecho para defenderse de todos los ataques a los que se ha visto sometido en los últimos años. «Calculadora», «Fría», «Manipuladora», son solo algunas de las lindezas a las que ha tenido que hacer frente, por no hablar de la traición de su familia.

Pero, ¿es tan mala cómo podría parecer? La esposa del príncipe Harry se ha cansado y ha explotado llevándose a todos por delante. «No quería seguir viviendo», llegaba a reconocerle a Oprah.

Aunque, eso no es nada comparado con las acusaciones de racismo dentro de la familia real británica. «Había conversaciones acerca del color de piel de mi hijo». Y Archie parece ser precisamente el motivo que les impulso a alejarse para siempre de aquellos que fingían ser su familia «en apariencia».

Racismo y maldad: Meghan expone a la familia real británica

Si algo no perdona Meghan, es que a ella se la tuviera constantemente en el punto de mira «estaba atrapada sin poder salir y a la vez estaba en todas partes», mientras a su cuñada  Kate Middleton se la ensalzaba y alaba. ¿Quién hizo llorar a quién entonces? Según la duquesa de Sussex, la historia fue muy diferente a como nos la han contado.

«Hubo una situación antes de la boda relacionada con las damas de honor, y terminé llorando. Podo después, Kate se disculpó conmigo, me envió flores... Yo también lo habría hecho si sintiera que he hecho daño a alguien que me importa. Realmente intenté protegerla y que no saltara a los medios, pero fue imposible».

Recordemos que la mala relación entre ambas siempre ha sido analizada con lupa, y lo cierto es que la prensa siempre ha insistido en enfrentarlas. Aunque, al parecer, lo que existía era una gran y clara indiferencia.

Algo que se hizo muy palpable en ese reencuentro que se producía entre los hermanos y sus respectivas parejas durante el último evento oficial de Harry y Meghan como duques de Sussex, ¡y es que la tensión podía cortarse con un cuchillo!

La brutal reacción de Guillermo contra su hermano

Y, tras esta polémica entrevista que ha revolucionado a medio mundo, todos los ojos están puestos ahora en Buckingham Palace, atentos a cualquier movimiento por parte de su majestad la reina Isabel II, su hijo el príncipe Carlos, Kate Middleton o Guillermo.

Según afirmaba Harry, lo único que siente ahora mismo por su hermano es pena. «Está atrapado como lo estaba yo, siento una gran compasión por él», explicaba.

Ahora, todo hace pensar que Harry y Meghan han sido oficialmente repudiados dentro de la familia real después de la polémica entrevista a Oprah Winfrey, aunque parece que hace tiempo que no existe ningún tiempo de comunicación. «No veo una solución», confesaba Meghan.

Y aunque tras su marcha de Inglaterra parece que Harry mantuvo la relación con su padre y su abuela, la relación con su hermano parece irremediablemente rota. «Tuve tres conversaciones con mi abuela y dos con mi padre antes de que dejase de atender mis llamadas. Y luego me dijo, ¿puedes poner todo esto por escrito?»

Es una lástima, porque estábamos acostumbrados a que ambos formasen un tándem irrompible, aunque desgraciadamente las circunstancias les han obligado a separar sus caminos. «Él es mi hermano, hemos pasado por un infierno juntos, quiero decir que tenemos una experiencia compartida», explicaba Harry, quien parece mantener viva la esperanza de que el tiempo curará las heridas. «El tiempo cura todas las cosas».