Lydia Lozano llorando

Tiembla Lydia Lozano: El polígrafo que podría destruir su carrera. Las preguntas

La colaboradora de 'Sálvame' abandonará su programa si algo sale a la luz

La televisión no siempre es todo lo que se ve, existen muchas tramas ocultas, que con el paso del tiempo caen en el olvido. Eso mismo es lo que le ha ocurrido a Lydia Lozano  en el último programa de 'Sálvame'.

Todo ha empezado cuando Kiko Hernández  ha revelado en directo que en el año 2005 se hizo un polígrafo a puerta cerrada en Telecinco  para saber si Lydia Lozano mentía o no sobre el caso Ylenia Carrisi. Precisamente este tema ha atormentado a la periodista durante muchos años, llegando incluso a amenazar con abandonar la televisión tras lo ocurrido.

Según cuentan en 'Sálvame' el polígrafo fue realizado por el poligrafista Amável Sanches y se hizo bajo un contrato de confidencialidad con la intención de saber si la colaboradora mentía o si bien, tenía información privilegiada sobre el tema de la desaparición de la hija de Albano  y Romina.

Las personas que acudieron al polígrafo tuvieron que firmar un contrato de confidencialidad. Al parecer se alargó más de seis horas y Lozano tuvo que responder un total de cinco preguntas muy comprometidas, que jamás han sido publicadas y que solamente tenían validez para ser visionados por los directivos.

Tras saltar esta bomba, Lydia Lozano ha decidido abandonar el plató y ha confesado que si la cadena decide dar luz verde a la emisión de este vídeo ella abandonaría para siempre su puesto de trabajo.

Las preguntas que no saldrán a la luz

Según ha podido saber 'Cotilleo' el día exacto del polígrafo fue el 9 de noviembre de 2005. El citado medio afirma que «las preguntas no solo giraron en torno a los motivos que le llevaron a ofrecer una información tan delicada, sino también pudieron desvelar qué persona del núcleo familiar de la desaparecida fue garganta profunda de la colaboradora. Un dato, hasta la fecha desconocido».

Todo indica que podría haber alguien más detrás, algo por lo que Lydia Lozano  no piensa pasar, ya que es un tema que le ha generado un trauma y que probablemente jamás haya podido superar.

'Cotilleo' afirma que el polígrafo de Lydia no pudo emitirse en aquel momento porque los resultados podrían despertar el enfado de Albano, padre de Ylenia  y reiniciar, por tanto, los movimientos judiciales. Lydia no ha querido desvelar el contenido de las preguntas que le hicieron a puerta cerrada. De momento este tema sigue siendo un misterio para todos.