Alfonso Merlos en 'Ya es mediodía'

El polígrafo lo destapa todo. La verdadera cara de Alfonso Merlos, al descubierto

El programa 'Sábado Deluxe' siguió con el ya bautizado 'Merlos Place'

Ayer fue uno de los días más clave del escándalo de Alfonso Merlos, ya que el programa 'Sábado Deluxe' destapó toda la verdad gracias al polígrafo realizado a Marta López.

La colaboradora lleva casi 20 años en Telecinco, tras su salida de 'Gran Hermano'  no ha dejado de colaborar en programas de Mediaset. Después de casi dos décadas, Marta López se ha sometido por primera vez al ‘polideluxe’ de Conchita.

El polígrafo desvela todo lo que Marta sabe y calla sobre el escándalo mediático bautizado como 'Merlos Place'. La colaboradora ha demostrado que es sincera en toda esta polémica. A través de las preguntas se ha descubierto que Marta no pactó con Amor la grabación de la llamada a tres entre ellas dos y Alexia Rivas para hacer programas de televisión, por lo que el montaje está descartado.

La sorpresa para los colaboradores ha sido cuando Marta ha mentido tras preguntarle si era consciente de alguna infidelidad de Merlos. La colaboradora ha matizado diciendo que conocía indicios y no pruebas. Al parecer Alfonso Merlos podría haber sido varias veces infiel, algo que los colaboradores del programa han repetido en más de una ocasión, llegando a mostrar pruebas, fotos y vídeos del periodista con otras mujeres.

El argumento de Merlos se desmonta

Hay que recordar que Merlos se sostiene a que él ya había dejado a Marta López antes de estar con Alexia Rivas, por lo que en ningún caso se considera desleal. Ahora, el polígrafo ha destrozado esa tesis, puesto que la máquina de Conchita ha revelado que Marta tiene razón y que en ningún momento Merlos había roto con ella, es más, el mismo día del vídeo le volvió a pedir matrimonio.

Alfonso Merlos ha quedado muy mal prado tras este polígrafo, donde Marta López ha demostrado ser sincera. Las únicas mentiras de Marta han sido para intentarlo defender a él en aspectos de su vida privada como su higiene o sus relaciones íntimas.

Pese a ello, Marta  sigue enamorada de él, después de la respuesta del polígrafo. Ella insiste en que el amor no se va de un día para otro, pero que no quiere saber nada más de Merlos,  ya que se ha sentido traicionada y humillada ante toda España.