Rocío Carrasco durante la presentación de la obra de su madre

Pedro Carrasco a su hija Rociíto: 'No quiero verte más': 'A los 15 días, Pedro falleció'

Cuando se van a cumplir 20 años del fallecimiento del padre de Rocío Carrasco, sacan a la luz la razón de por qué discutieron padre e hija

El próximo miércoles 27 de enero, se cumplirán 20 años desde que falleció Pedro Carrasco, el padre de Rocío Carrasco. Con motivo de su aniversario, Telecinco ha comenzado a rememorar la vida del boxeador centrándose en los conflictos que este tuvo con su hija antes de fallecer. Como no podía ser de otra manera, 'Viva la vida' se hizo eco de algunos episodios que salieron a la luz donde la figura de Fidel Albiac se presenta como el principal causante del distanciamiento entre padre e hija.

Fidel Albiac y su control sobre Rocío Carrasco

Kiko Matamoros fue el primer colaborador en recordar cómo era la relación entre Pedro y Rocío y el papel que Fidel Albiac jugó en la familia. Según apuntó Matamoros, ni el boxeador ni Rocío Jurado vieron con buenos ojos que su hija comenzara una relación con Fidel y jamás lo aceptaron: «La vida y la evolución de Rocío tiene mucho que ver con Fidel Albiac. Sus padres estaban en contra que esa relación cuajase. Rocío Jurado y Pedro Carrasco a Fidel no lo podían ni ver. Era un hombre bajo sospecha» explicaba.

En el plató se especuló sobre lo que pudo ocurrir el inicio de la relación y que provocó el rechazo de Albiac en la familia: «Al inicio de la relación, seguro. Hubo un episodio que lo cuestionan» apuntaban el resto de colaboradores haciendo alusión al accidente de coche que sufrieron Fidel y Rociíto mientras este estaba al volante. Como consecuencia del impacto, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco sufrió un traumatismo craneoencefálico.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Para comprender el 'poder' que Fidel Albiac ejerce sobre Rocío Carrasco, el programa recogió las palabras que la ex de Antonio David Flores le dedicó al que ahora es su marido y que reflejarían la dependencia de Rocío: «Se ocupa de mí desde que se levanta hasta que se acuesta. Yo todo lo que tengo es gracias en este señor, Fidel, que es para quitarse el sombrero» decía la propia Rociíto.

Pedro Carrasco falleció sin hablarse con su hija

Mucho antes de que Rocío Carrasco dejara de tener relación con su familia y sus dos hijos, Rocío y David Flores, la hija de Rocío Jurado protagonizó un enfrentamiento con su padre. Fue Raquel Mosquera, viuda de Pedro Carrasco, la que desveló en una de sus muchas intervenciones hablando sobre la familia Jurado, lo que ocurrió días antes del fallecimiento del boxeador.

«'A mi hija, esta hija de puta, no quiero verla más'. A los 15 días Pedro falleció» contó la peluquera sobre las que fueron las últimas palabras de Pedro Carrasco sobre Rocío. Durante su intervención en el 'Deluxe', Raquel Mosquera fue más allá y desveló cómo fue el enfrentamiento entre padre e hija.

Rocío Carrasco y su padre llevaban tiempo sin hablarse debido a que el boxeador no veía con buenos ojos la relación de su hija con Fidel Albiac. Acto seguido la peluquera contó un triste episodio que tuvo lugar en unas navidades: «Fuimos a casa de Rocío y en el jardín estaban todas las luces apagadas. Les llevamos los regalos de Reyes a los niños, estaba oscuro, se cayó y no encendieron las luces y nadie salió a ayudarlo» explicaba.

Después, una fuerte discusión fue la detonante del fin de la relación entre los dos. Según contó Raquel Mosquera, Rocío Carrasco le gritó a su padre que «todo lo que tenía era gracias a Fidel Albiac» y que «no le debo nada ni a mi madre ni a ti». Sus palabras cayeron como un jarro de agua fría sobre Pedro Carrasco que exclamó: «A esta hija de puta no la volveré a ver nunca más». Y así fue, pues días después falleció.

Raquel Mosquera estaba convencida de que esa discusión fue lo que provocó la muerte de Pedro Carrasco: «Creo que Pedro falleció por esa discusión. Y los psicólogos lo saben. Después de esa discusión, Pedro se pasaba las noches fumando tres cajetillas diarias mirando al cielo» explicó.