Pablo Motos en una imagen de archivo

Pablo Motos ya sufre las consecuencias: 'Eso te pasa por insultar a Pedro Sánchez'

La audiencia se harta de las críticas del presentador por la gestión que el Gobierno está realizando en la crisis sanitaria

Pablo Motos se ha convertido en el mayor detractor del gobierno  a raíz de sus declaraciones sobre la gestión que Pedro Sánchez está realizando en la crisis sanitaria provocada por el Covid-19. Cada día, el presentador da comienzo 'El Hormiguero' con un monólogo donde muestra su malestar hacia las decisiones que se toman desde el Ejecutivo.

Un monólogo que se convierte en viral y que circula a la velocidad de la luz por las redes sociales. El valenciano denunciaba públicamente, lo que él considera como una falta de liderazgo por parte de Sánchez  y que perjudica a los españoles al no tener información clara sobre la situación real del país.

«En este momento sería vital tener un liderazgo claro, que diese instrucciones precisas, sin dudas, sin cambiar de idea cada semana... porque si la gente no tiene sentido de control se le dispara la ansiedad y es una receta para el caos» opinaba Pablo Motos al inicio del programa.

La línea crítica a la que ha recurrido el valenciano ha levantado mucha polémica en la audiencia que ha decidido decir 'basta'  pidiendo la retirara del programa  e incluso le han proferido toda clase de insultos. Los usuarios de las redes sociales proclaman el boicot al programa: «Pablo Motos sobrevive de la publicidad. No veáis su programa y se terminó Pablo Motos, así de simple. Hace muchos años que no veo tele basura y menos si está politizada» publicaba un usuario.

Otros mensajes van dirigidos al comportamiento que el presentador está teniendo ante la situación excepcional por la que nos ha tocado pasar: «La cuarentena ha servido para confirmar que Pablo Motos es un impresentable. De Ana Rosa no necesitábamos confirmación» o «Haciendo zapping me encuentro a Pablo Motos dando lecciones de neuropsicología para justificar su último ataque al Gobierno. No puede haber un cuñadismo más lamentable que el de este pavo» son algunos de los ejemplos que circulan por las redes.