Primer plano de Ana María Aldón y José Ortega Cano sonrientes

Ortega Cano confirma lo que era un secreto a voces sobre Ana María Aldón

La pareja no pasa por su mejor momento

Ana María Aldón no aguanta más. La colaboradora se ha cansado de los reproches que recibe de parte de Ortega Cano y los suyos. 

Y es que la diseñadora no termina de encontrar su sitio, sintiéndose siempre a la sombra de Rocío Jurado.

"Lo tengo asumido, yo llegué y ella estaba, pero estoy viendo una entrevista a mi marido como habla de la que fue su mujer y me da mucho sentimiento", aseguraba.

Justo por eso, Aldón habría perdido el miedo a hablar alto y claro. "Mido menos lo que tengo que decir y digo lo que quiero. Las consecuencias serán las que sean. Yo tengo que ser yo y opinar en mi propio nombre y derecho".

Ortega Cano sonriendo y mirando para arriba
Ortega Cano está pasando por un mal momento | GTRES

Aunque todavía espera que "en algún momento sea mi momento". "Yo no soy Rocío Jurado pero soy persona. Quiero sentir que hago dichoso a mi marido y que es feliz conmigo", sentenciaba.

Unas palabras que no tardaban en despertar la reacción del resto de su familia. Empezando por Gloria Camila, que le reprochaba su actitud. 

"Personalmente no comparto que dé esas opiniones públicamente porque creo que las cosas de casa se quedan en casa", aseguraba la joven.

Pero era su ex, Kiko Jiménez, el que ponía de manifiesto los desprecios a los que había sometido a la mujer de su padre.

Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María
Foto de Ana María Aldón y José Ortega Cano caminando por la calle junto a su hijo José María | Europa Press

"Esto me lo va a desmentir Ana María cuando vaya a Viva la vida, cuento ya con ello. Yo sé que Ana María tiene una serie de reticencias hacia Rocío Flores", daba a entender.

"Si yo te contara los desprecios que ha sufrido Ana María por parte de Rocío Flores, las pocas veces que se han visto… Y por parte de  Gloria Camila", insinuaba.

Además, relataba un incidente que ocurrió tras un viaje que habían realizado a Sevilla.

"Cuando volvimos se encontró con que habían cambiado la decoración y había un cuadro en la chimenea que era de Ana María y Ortega Cano". "Pilló un rebote y dijo «¿quién se cree que es, Rocío Jurado, como para colgarse aquí donde estaba antes mi madre?»", revelaba Jiménez.

▶️ Ana María Aldón recuerda los traumas que casi no consigue superar

Ana María Aldón y Ortega Cano tocan fondo en plena crisis

Algo que se suma al hecho de que Ana María entiende y defiende la postura de Rocío Carrasco por las circunstancias que le tocaba vivir en su propio pasado.

"Me dicen que a raíz del documental sí que es verdad que hay muchas desavenencias entre ellos, que no atraviesan su mejor momento", apuntaba. 

"Ana María Aldón se cree a Rocío Carrasco, por supuesto. Y eso no se encaja muy bien". Poco después, Gloria decidía cambiar su punto de vista y aseguraba entender la postura de la mujer de Ortega Cano

"Al final hay que vivir la vida, que es muy bonita. El tiempo es oro, igual que hay ahora un mal momento luego vendrán buenos. Hoy he estado con Ana, y todo sigue genial, todo sigue igual", señalaba.

"No hay que estancarse en lo negativo que pasa en la vida, hay que superar cosas y obstáculos. Entiendo su postura".

José Oretga Cano y Ana María Aldón en el funeral de Jaime Ostos
José Oretga Cano y Ana María Aldón, al borde del divorcio | GTRES

E insistía en que "los temas de pareja es mejor comentarlos en casa. Mi padre no está públicamente hablando ni manifestándose... Lo que dijo no es nada del otro mundo". "Es verdad que llevamos una época en la que nos hemos anclado ahí", añadía. 

Ortega Cano, que no se había pronunciado hasta el momento, también parece haber llegado a su límite. El torero se mostraba muy molesto y dolido ante las insistentes preguntas de la prensa. 

"¡Yo paso de todo ya! ¡Dejadme tranquilo! ¡Idos a otro sitio ya!", explotaba contra los reporteros.