Isabel Gemio en plano medio vestida de rojo y sonriente

'Mi señora Isabel Gemio ha fallecido. Por favor, por favor'. A la luz su cara oculta

Kiko Hernández revela cómo la periodista estuvo a punto de perder la vida

'Sálvame' continúa sacando beneficio a la polémica entrevista que Isabel Gemio le hizo a María Teresa Campos. El programa presentado por Jorge Javier Vázquez ha encontrado en la figura de la famosa presentadora de 'Sorpresa, sorpresa' su nuevo objetivo para seguir rellenando minutos de televisión. Desde que se hicieron eco del tenso momento entre ambas periodistas, 'Sálvame' ha contado con numerosos testimonios que han hablado sobre el carácter fuerte de Isabel Gemio.

Por contra, la periodista prefiere mantenerse al margen y tan solo publicó un vídeo en su cuenta de Instagram donde defendía la entrevista realizada a María Teresa Campos y aseguraba no querer entrar en polémicas. Pero esto no le ha servido para aplacar la maquinaria de 'Sálvame' y en la tarde de ayer sacaron a la luz uno de los episodios más amargos y traumáticos de Isabel Gemio.

Isabel Gemio al borde de la muerte

Muchos de los testimonios que han salido a la luz, han sido de parte de gente que ha trabajado junto a Isabel Gemio, pero poco se sabe sobre cómo es la periodista en el ámbito familiar. No ha sido hasta el pasado jueves cuando supimos un terrible suceso que tuvo lugar en su casa y que cerca estuvo de costarle la vida.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Según reveló Kiko Hernández en 'Sálvame', en una ocasión una mujer que trabajaba en el domicilio que Isabel Gemio tiene en una urbanización, llamó muy asustada y alarmada a la garita de seguridad que hay en la entrada pidiendo ayuda al encontrarse a la presentadora en el suelo e inconsciente.

«Llama un día la señora que trabajaba en casa de Isabel Gemio a la garita de seguridad. 'Por favor, por favor, Isabel ha muerto. Mi señora ha muerto'. Los de la garita de seguridad van corriendo con el coche a ver qué ha pasado, si ha entrado alguien, si ha habido un disparo… Llegan, suben arriba y se encuentran con que Isabel Gemio no respira, y no sé por qué, pero uno de los vigilantes sin saber mucho de maniobras de atención primaria, empieza a darle golpes en el pecho y ella revive» ha contado el colaborador.

Así paga Isabel Gemio a los que le salvaron la vida

Lo que podría haberse convertido en el final de Isabel Gemio se convirtió en una nueva oportunidad de vivir gracias a la intervención del personal de seguridad de la urbanización. Sin embargo, aunque tras la reanimación «le da las gracias, se pone a llorar, Nilo también y se abrazan», lo que sucedió después refleja la cara más oculta y feroz de la periodista.

«Por la tarde, les llega a la garita de seguridad una denuncia por haber llegado dos minutos tarde. Denunció a la persona que le había salvado la vida» aseguraba Kiko Hernández dejando a todos los colaboradores con la boca abierta ante el pago que Isabel Gemio tuvo hacia los que le salvaron la vida.

El colaborador sostiene que hay mucha gente dispuesta a hablar sobre cómo Isabel Gemio se relaciona con sus vecinos de la urbanización, lo que sin duda será un gran problema para la presentadora: «Lo de las televisiones es broma comparado con todo lo que pueden contar desde esa urbanización en la que vive, de cómo se porta con los vecinos, con la gente de seguridad… Se me pusieron en contacto ayer diez personas» amenazaba Kiko que ya puso sobre la mesa nuevos testimonios que seguro verán la luz muy pronto.

El controvertido carácter de Isabel Gemio

'Sálvame' ha sacado a la luz una larga lista de personas que han denunciado públicamente el trato recibido por Isabel Gemio. Una sucesión de testimonios que dejan al descubierto las supuestas malas formas con las que se dirigía a sus compañeros de profesión.

«En esta época, lo que me hacía habría sido 'bullying' porque me hablaba mal, me miraba mal, todo el tiempo con gestos de desprecio. La estilista y su sastre lloraban por los pasillos, era insufrible trabajar con ella. Ha sido el peor personaje con el que he trabajado en mis 25 años de carrera» explica uno de sus antiguos compañeros.

«Entraba con una mirada desafiante a todas partes, con actitud prepotente, como si le tuviésemos que servirle porque era la mejor. Como persona no me gusta, porque todo lo que podía chafar, chafaba a la persona» asegura otro testimonio.

No sabemos cuánto aguantará Isabel Gemio sin defenderse de las acusaciones que a diario se vierten sobre ella, pero lo que está claro es que deberá armarse de paciencia pues todavía le queda un largo camino hasta que 'Sálvame' decida dejar de hablar de ella.