Paulina Rubio ha pedido perdón por su polémico vídeo

Nuevos problemas legales para Paulina Rubio: vuelve a ser demandada

La mexicana está teniendo un año muy duro

Éste no está siendo desde luego el año de Paulina Rubio. A dos meses de terminarse el 2020, la artista vuelve a verse las caras con la justicia. El motivo esta vez son unos créditos supuestamente impagados.

Esta mala racha que viene arrastrando la cantante de ‘Y yo sigo aquí’, con aquel positivo por consumo de marihuana y sus idas y venidas a los juzgados por las disputas legales que tiene con los padres de sus hijos, se ha visto agravada en las últimas horas.

Ahora el foco está en la cuenta corriente de la mexicana. Y es que una empresa le está exigiendo un pago importante. Esta compañía de préstamos de Miami, Florida, ha interpuesto una demanda contra la artista, de 49 años, de 28.622 dólares por créditos no pagados, según el programa ‘Ventaneando’ de ‘TV Azteca’.

La querella, presentada en los juzgados de la ciudad del sureste estadounidense el pasado miércoles 28 de octubre, denuncia el impago de una cantidad que ronda los 24.500 euros y que la cantante habría pedido para sus gastos acumulados.

La artista mexicana tiene varios gastos fijos al mes además de los comunes. Es la encargada de la propia manutención de sus dos retoños, Andrea Nicolás, fruto de su relación con 'Colate', y Eros, cuyo padre es Gerardo Bazúa.

Además, Paulina Rubio debe pasarle una pensión alimenticia de 7.000 dólares al mes a su ex 'Colate', tal y como quedó estipulado en su acuerdo de divorcio o el pago de sus abogados, a quienes está recurriendo con más frecuencia que nunca.

Su batalla con 'Colate'

Lo cierto es que las cosas con el empresario español no han mejorado mucho desde su separación. Y es que la custodia de su único hijo en común les lleva de cabeza.

De hecho, hace no mucho 'Colate' reconocía estos problemas y contaba sin ningún tipo de miramiento el último incidente con la madre de su hijo.

El empresario español fue a buscar a Andrea Nicolás, de 9 años, a casa de Paulina Rubio y terminó volviendo a su vivienda de Miami solo. La artista no le abrió la puerta, ni tampoco a los agentes que tuvieron que presenciarse en el lugar de los hechos. Pero este lamentablemente no es el único incidente de estas características.

Recientemente ha trascendido que la supervisora parental y guardiana de Andrea Nicolás está muy preocupada por la salud emocional y mental del joven. Paulina Rubio recomendó en uno de sus testimonios en los juzgados que el pequeño de 9 años acudiese pronto a terapia psicológica, ya que es un niño muy sensible y protector.

«El niño vino a mi oficina hace un par de semanas y es un pequeño sumamente protector no sólo con su madre, sino también con su padre. Cuando empezamos a hablar de los problemas que tienen entre ellos, se puso muy nervioso y empezó a mentirme; pero no porque no tenga confianza conmigo, eso es normal, sino como un mecanismo de defensa. Lo dije antes y lo confirmo, necesita terapia individual, un espacio sólo para él», aseguró Paulina Rubio en su declaración.

En guerra también con Bazúa

Con Gerardo Bazúa las cosas no están mucho mejor que con 'Colate'. Hace unos meses saltaba la noticia de la demanda del ex concursante de ‘La Voz’ a la mexicana por no dejarle ver a su hijo Eros, al que en 2019 sólo vio en un par de ocasiones.

Gerardo Bazúa quiere la custodia compartida de su hijo con la artista mexicana, algo que a ella no le hace demasiada gracia, pero él están dispuesto a llegar hasta donde haga falta por conseguirlo.


Comentarios