Montaje con las caras en primer plano de Felipe y Letizia

Letizia se planta ante el rey Felipe y le pide que hable con la otra

Letizia se muestra muy molesta con la actitud que está adoptando una mujer de su familia

Letizia se muestra muy molesta con la actitud que está adoptando una persona muy próxima a la Familia Real. De hecho, con el objetivo de que no siga en esa línea, ya le ha traslado al rey Felipe la necesidad de ponerle freno. Se trata del creciente protagonismo mediático de su sobrina Victoria Federica.

En Zarzuela no gusta nada que acuda a todo tipo de saraos, pose en los photocalls y protagonice portadas de revistas. Los reyes son contrarios a ese tipo de exhibicionismo público en el que parece encontrarse muy cómoda la hija de Marichalar.

La primera en levantar la voz ha sido Letizia, pero hay más personas de su entorno que tampoco ven con buenos ojos estas apariciones. Entre ellos, su madre la infanta Elena. Cree que lo más oportuno es mantener un perfil discreto, como hace ella.

Sin embargo, la joven cuenta con el respaldo de su padre, que está encantado con el papel que empieza a adquirir. Es prácticamente una asidua en las grandes fiestas, convirtiéndose en un personaje más de la prensa del corazón. Lo mejor de todo es que comprueba como su cotización va en aumento.

Se estima que podría cobrar unos 6000 euros por alguno de estos actos. Un dinero rápido y fácil que no está dispuesta a rechazar. En vista del protagonismo que está adquiriendo el personaje, no sería tan descabellado que se le vea en una revista del corazón.

Montaje de fotos de Victoria Federica y la Reina Letizia
Letizia, molesta con el papel que está adquiriendo Victoria Federica | España Diario

De momento, ya lo ha hecho en otra publicación. En Elle, donde ha posado gratis y hablando de algunos asuntos de su vida privada. 

Sorprende mucho el cambio experimentado por la sobrina de Letizia. En cuestión de unos meses se ha convertido en una persona totalmente diferente. Nos tenía acostumbrados a mostrarse muy tímida y temerosa en los actos públicos.

▶️ La reina Letizia se indigna al conocer a la nueva suegra de Iñaki Urdangarin

Sin embargo, ahora aparece con mucho más desparpajo, sonriente y sin miedo a las cámaras. Le va cogiendo el gusto a eso de ser famosa y de sacarle rendimiento. En Informalia aseguran que le han pulido el carácter en la agencia que la representa.

Dicha compañía también se ocupa de los asuntos profesionales de influencers como Laura Matamoros o María Pombo, entre otras. Incluso tendrían para ella unos cuantos proyectos de futuro vinculados con grandes marcas de lujo. Algo que le encanta a su padre, que siempre se ha declarado un fiel seguidor de este tipo de caprichos.

Sin lugar a dudas, Jaime de Marichalar es todo un maestro en este sentido. Acostumbrado a moverse siempre en un espacio cargado de glamour. De hecho, él dio el visto bueno para que apareciera en la portada de la revista Elle esta semana.

Montaje con fotos de la protagonista
La sobrina de los reyes posando en un evento | España Diario

Letizia no es citada en la entrevista

Letizia apenas tiene presencia en la entrevista que concedió su sobrina. El editor de moda de la publicación, no obstante, aclaró que "no surgió en la conversación" hablar de los reyes. Tampoco hubo vetos, pero sorprende que no haya querido dedicarle unas palabras a sus tíos.

Sí que "habló de su familia con mucho cariño", poniendo especial atención en sus abuelos. Aseguran que la joven se encontró "muy cómoda" durante la conversación y que "se fue soltando". Con el paso de los minutos ganó en confianza.

Optó por hablar porque quiere que la gente la conozca, que cambie la imagen equivocada que tiene de ella. Se declara una chica normal de 21 años, a la que le gustan los toros, el flamenco y con profunda creencia en Dios. Su idea es acabar los estudios de Marketing, pero le apasiona la moda.

Ya sabe que a Letizia no le gusta nada su nueva faceta. Eso sí, cuenta con el apoyo de su padre, que le permitirá explorar este universo de fiestas y eventos. En cualquier caso, no quiere que el éxito le desborde.