Julia Janeiro posando en el campo

Julia Janeiro toma una drástica decisión tras cumplir 18: 'Se acabó'

Julia Janeiro ha tomado una dura decisión antes de que sea demasiado tarde y que los fantasmas de su pasado vuelvan a rondar su paz

Julia Janeiro sabía perfectamente, y su familia también se lo había advertido, que tras llegar a su mayoría de edad su nombre iba a estar en los medios de comunicación. Cada gesto se revisaría con lupa por parte de los periodistas. La hija de Jesulín de Ubrique se convertiría en carne de cañón para la prensa, si ella lo permitía. 

Juls, como se hace llamar en redes sociales la primogénita de María José Campanario y el torero, planteaba ciertas dudas. ¿Sería una hija de famosos más que se pasearía por los platós de televisión? Ni ella misma lo sabía. 

Las semanas antes de cumplir los 18 años, cuando su nombre ya sonaba en la crónica social sedienta de poder desvelar al público cómo es el rostro de la hermana de Andrea Janeiro, Julia abría y cerraba sus perfiles de las redes sociales. Estaba indecisa. 

Su madre ya había vaticinado que su hija no participaría en el revuelo social porque, según María José Campanario, a Julia no le gustaban los focos. En cambio, sus posados en redes sociales decían todo lo contrario. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Ahora, días después de su cumpleaños, cuando ya ha experimentado en sus propias carnes el precio de la fama, Julia ha decidido cerrar su muro de comentarios en sus perfiles. De esta manera, la hija del torero evita leer comentarios mal intencionados, críticas desagradables y, por lo tanto, cierra todo tipo de debate. 

Desde pequeña se tapaba cuando veía a los paparazzi y parece que va a seguir en la misma línea aunque sí se muestra abierta a que los usuarios vean sus fotografías. Quién sabe si alguna marca se podría fijar en ella y convertirse así en una influencer de moda. 

Julia, criticada por su manera de vestir 

Puede ser que la dura crítica que vertió Carmen Lomana sobre ella le hiciera tomar esta drástica decisión. Más aún después del revuelo que se montó en los platós por el comentario de la empresaria y que muchos usuarios tildaron de «machista». 

La empresaria leonesa esbozó su crítica nada más salir a la luz la apariencia de Julia Janeiro Campanario. Carmen Lomana, como experta en estilismo, expresó su desaprobación ante el atuendo que llevaba la hija del torero un domingo mañanero. 

«Que alguien le diga a Julia Janeiro que no se puede ir vestida de negro con escote hasta la cintura un domingo por la mañana…solo tiene 18 años y está enseñando demasiada carne. No se puede ser más vulgar», escribió en su cuenta de Twitter.

Las respuestas a la coleccionista de alta costura española brotaron rápidamente por el mensaje tan inapropiado que lanzaba a la sociedad. 

«Carmen este comentario es muy machista... las mujeres podemos vestirnos como nos de la gana. Otra cosa es que nos guste o no, como visten las demás. Creo tus palabras están muy desafortunadas...» o «¿Quiénes somos los demás para decir cómo debe o no vestir para cualquier ocasión? ¿Quiénes somos para decir que enseña mucha carne?», contestaron algunos usuarios. 

El trauma infantil de Julia Janeiro

La hija de Jesulín de Ubrique ha sido muy previsora ante el aluvión de críticas que se le venían encima. La joven fue víctima de ‘bullying’ cuando era una niña durante su etapa escolar. 

Su familia estuvo a su lado en todo momento y le ayudó a superar el acoso que sufrió durante su estancia en el centro educativo. Como bien dice Julia, «adoro a mi familia y soy la persona que soy gracias a ellos. Son todo para mí y mi pilar fundamental». 

Belén Esteban, a pesar de la mala relación que mantiene con su exmarido y la mujer de este, defiende a la hija de Jesulín en los platós de televisión. La madre de Andreíta confesó que «no me gustaría que le hicieran daño», simpatizando con que aún es una niña y, además, es la hermana de su hija. 

Julia no quiere convertirse en un personaje mediático, pero sí ha permitido que sus seguidores suban como la espuma y, entre ellos, colaboradores actuales de la crónica rosa sigan sus pasos cada día, como Alonso Caparros, Carmen Borrego y Toñi Moreno.