Irene Rosales ya sabe a qué se deben los dolores graves de su hija pequeña

Ha confirmado que le pasa tras anunciar su problema por las redes

Imagen del rostro de Irene Rosales
Irene Rosales confiesa su secreto de belleza más bien guardado | Telecinco

Irene Rosales lanzo un mensaje preocupante sobre su hija en sus redes sociales hace unos días. La madre de la pequeña Ana pedía ayuda a sus seguidores para intentar encontrar una solución a los dolores que viene sufriendo la niña de manera constante. 

La hija de Irene y Kiko Rivera hace tiempo que padece unas pequeñas molestias en los pies que la dejan dormir ni descansar bien. Sus padres no habían sabido responder a la causa de este pequeño problema de salud de su hija y por eso Irene decidió utilizar su cuenta de Instagram para buscar una respuesta. 

«Mi hija Ana tiene temporadas en las que llora muchísimo por las noches porque le duelen los pies. ¿Algún papi o mami que le pase lo mismo?», compartía en un Stories buscando consejo, junto a un vídeo en que acariciaba los pies de la pequeña. Y ahora días después parece que, con la ayuda de otras madres y posiblemente un pediatra, ya ha encontrado la solución. 

Irene y Kiko respiran más tranquilos  

La pareja de Kiko Rivera ha reaparecido este jueves y por fin ha podido dar una buena noticias a todos aquellos que estaban preocupados por la pequeña Ana. Preguntada por varios reporteros que la esperaban a las puertas de su casa y como muestra un vídeo compartido en la revista 'Lecturas', Irene confirmaba que los dolores en las piernas de su hija son causados por qué se encuentra en fase de crecimiento y que es normal, ya que al estar creciendo «hay a niños que le duelen las piernecitas y los pies». 

Así aprovechaba también para dejar claro que la niña no sufría problema de gota como sí que le pasa a su padre Kiko Rivera. Y es que es demasiado pequeña para que pueda tener este problema que surge cuando se acumula el ácido úrico en la sangre e inflama las articulaciones, especialmente en los pies. 

Irene aprovechaba también para agradecer la gran respuesta que encontró en sus redes sociales tras compartir las dolencias de su hija. «Lo puse por si había una mami más que me pudiera ayudar y me ayudaron muchas», explicaba a los periodistas. 

Y es que fueron muchos los consejos que recibió a través de su Instagram que seguramente le sirvieron para dar con la clave con el problema de Ana. «Es lo bueno de las redes sociales», añadía Irene confirmando tras consultar con el pediatra todo está «genial». 


Comentarios

envía el comentario