Gloria Camila Ortega hablando por el móvil mientras pasea por la calle

Gloria Camila, en shock: 'Noticias graves de la clínica donde está José Fernando'

El centro en el que está ingresado el hijo de Ortega Cano está en el punto de mira

Gloria Camila está asustada. La clínica donde su hermano José Fernando está recibiendo tratamiento ha sido criticada por mala praxis con sus pacientes.

El Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos, donde reside el hermano de Gloria Camila y Rocío Carrasco, ha recibido varias quejas en los últimos años. Las supuestas malas condiciones higiénicas y la pésima calidad de la comida que reparten a sus pacientes están en el punto de mira. Prueba de ello son los comentarios que aparecen en internet al buscar el nombre de la clínica.

«Hay malos tratos con los internos. Huele fatal a orina», denuncia una mujer. Su testimonio coincide con el de otro supuesto afectado, que alerta de «malos tratos a los pacientes aprovechándose de su situación».

Son varios los usuarios que denuncian este presunto trato vejatorio a los internos, además de unas condiciones higiénicas pésimas.

Imagen de José Fernando después de haber participado en una pelea
José Fernando ha tenido una vida llena de problemas | Twitter
 

Denuncias de familiares

La clínica tiene antecedentes en este sentido. Dos años antes de que José Fernando ingresase allí, el centro fue denunciado. En aquel momento, incluso se llevó el asunto por la vía judicial.

En 2015, el sindicato de funcionarios Manos Limpias interpuso una denuncia contra la Agencia Madrileña para la Tutela del Adulto (AMTA) y contra el director del centro San Juan de Dios por la presunta comisión de un delito de vejaciones y malos tratos contra uno de los pacientes menor de edad.

Existen partes de lesiones graves que recogen desde hematomas en los genitales hasta fuertes caídas al suelo, provocadas, supuestamente, por la agresión de uno de los monitores.

«Le arrancan las uñas, le clavan el codo, le golpean como a un animal. Y le meten ‘chutes’ de 12 psicofármacos y dos tranxilium por ‘mala conducta’: robar una manzana o unas galletas. ¡Es un niño de 10 años! El tratamiento es tan salvaje que en alguna ocasión deben de llevarle a urgencias. Ahí están los partes de lesiones…», denunciaba públicamente la madre de un paciente, que comenzó una batalla legal por salvar a su hijo de este supuesto infierno. 

La directora de la AMTA fue destituida a raíz de este proceso, aunque desde el hospital niegan cualquier tipo de maltrato a los pacientes. Además  destacan los numerosos comentarios positivos de usuarios y familiares que destacan su labor y que se pueden encontrar en su página de Facebook.

Afortunadamente, la familia de José Fernando siempre se ha mostrado contenta con el centro en el que permanece ingresado. A pesar de ello, este tipo de sucesos siempre suscitan desconfianza entre los familiares de los pacientes.


Comentarios