El atuendo de Kiko Rivera en 'Sabado Deluxe' que ha llamado la atención

El engaño por el que Kiko Rivera podría haber jugado sucio con Isabel Pantoja

El hijo de la tonadillera podría haber mentido

Kiko Rivera confesó el pasado sábado en el 'Deluxe' todos sus problemas ante la atenta incredulidad de su madre que tuvo que llamar al programa para poder hablar con su hijo en directo. Esta conversación ha sido muy criticada por muchos, ya que la tonadillera estuvo especialmente dura con su hijo.

El hijo de Isabel Pantoja se sentó en 'Sábado Deluxe' casi de imprevisto, ya que el programa lo confirmó a última hora. Durante la entrevista con Jorge Javier el DJ reconoció su mala situación personal, a lo que muchos colaboradores lo catalogaron como una posible depresión. 

Isabel Pantoja quiso ayudar a su hijo, pero también le recordó que hay mucha gente que lo está pasando peor que él. Tras el enorme revuelo montado, el pasado martes la artista entró en directo en 'El programa de Ana Rosa' para justificarse ante aquellos que opinan que es una mala madre. 

La periodista Paloma García-Pelayo ha explicado en su blog de 'Look' que después de la finalización de 'El programa de Ana Rosa' decidió llamar personalmente a la tonadillera. «Me decidí a marcar el número de teléfono de Isabel Pantoja, horas después de su intervención de este martes en directo. Mi llamada no es la de una amiga, sino la de una periodista incómoda que tiene algo que decirle. Me identifico y se derrumba», ha explicado en el citado medio.

La artista tampoco está pasando por su mejor momento tras ver la actitud de su hijo, que además le lanzó una enorme indirecta en sus redes sociales diciendo que su madre todavía no había ido a verlo.

Kiko Rivera en el punto de mira por sus actitudes

Paloma García-Pelayo ha explicado en 'Look' lo que ocurrió durante su llamada a Isabel Pantoja. «No sé qué le pasa a mi hijo», le dijo la cantante a la periodista. «Me lo dice con congoja y la voz entrecortada. Sé que es muy intensa en sus expresiones, que su hablar suele resultar impostado, al menos a mí me lo parece, pero se trata de Kiko, su debilidad desde siempre, el hijo al que siempre se agarra. Algo falla aquí», ha expresado Paloma García-Pelayo en 'Look' dejando caer algo sospechoso.

«Y la conversación, difícil en un principio, nada cómoda para ninguna de las 2, pasa del llanto a una confesión inesperada en la que Pantoja confirma mis dudas sobre la veracidad de lo que su hijo contó en su impactante entrevista en ‘Deluxe’. Quien está deprimido un sábado, lo está también 48 horas antes. Su depresión, presunta y en cuarentena», ha confesado la colaboradora de 'El programa de Ana Rosa' en exclusiva el citado medio.

Esto hace nacer la versión que apunta a que Kiko Rivera podría haber exagerado para captar la atención de su madre. La periodista cuenta que en 'Sábado Deluxe' no estaba previsto que Kiko hablase de esta posible depresión ni nada por el estilo, ya que en un principio se sentó para hablar únicamente de sus supuestas infidelidades.

«El día antes de la entrevista estaba comiendo en un sitio que hay cerca del puente de Triana con el hijo de Raquel Bollo. No parecía nada triste. Estaba con el móvil, haciéndose fotos. Cuando lo vi la noche siguiente, pensé que era puro guion», le ha explicado un testimonio a Paloma García-Pelayo. 

La colaboradora ha explicado en 'Look' toda la conversación con Pantoja y ha confesado que la tonadillera se creerá a su hijo en el momento que esté con él y le mire a los ojos.


Comentarios