Lucía Dominguín en una imagen de archivo

La enfermedad de Lucía Dominguín, motivo para no seguir en 'Masterchef Celebrity'

La hermana de Miguel Bosé fue expulsada del talent culinario por culpa de la patología que padece desde hace años

Lucía Dominguín se despedía de 'MasterChef Celebrity' tras haber sido expulsada el pasado martes, 20 de octubre. La hermana de Miguel Bosé no consiguió superar la prueba final y terminó abandonando el talent culinario junto a Pedro Delgado. Fue una noche tensa donde conocimos la enfermedad que padece Lucía Dominguín y que favoreció su expulsión.

La noche comenzó a complicarse en la prueba de exteriores cuando los aspirantes debían cocinar en el chiringuito Carbones 13, regentado por Santi Carbones y la actriz Raquel Meroño. Finalmente fue Lucía Dominguín la que terminó en la ronda de eliminación donde se vio superada por la prueba y acabó siendo expulsada del programa. Pero en su caso, que no pudiera completar con éxito el reto, está justificado debido a la patología que padece desde hace años.

La prueba en cuestión se trataba de recrear un postre al que los concursantes habían tenido acceso minutos antes pero con los ojos tapados. Los aspirantes debían utilizar sus sentidos para conocer los ingredientes necesarios para su elaboración y esto fue lo que condenó a la hermana de Miguel Bosé a la expulsión. Durante el preparado, Lucía se vio saturada e incapaz de acertar los ingredientes necesarios. «Estoy bloqueada. No puedo con esto» dijo al tiempo que rompía a llorar durante el cocinado.

Lucía Dominguín estaba completamente superada por la presión pero sobre todo por el problema que lleva arrastrando desde hace años y que, hasta ahora, no le había supuesto ningún problema. Su dolencia no le impedía hacer su día a día, pero en 'MasterChef' cayó en la cuenta del escollo que supone en realidad. Y es que Lucía padece una alteración olfativa que le impide percibir los olores y con ello el 100% de los sabores, ya que el sentido del olfato y el gusto están ligados.

Fue a raíz de un fuerte catarro lo que provocó la pérdida del olfato y el gusto. De esto hace seis años y cada día Lucía lucha para recuperarlos. «Perdí el olfato hace seis años. Yo nunca he estado enferma, pero me bajaron las defensas. Lo estoy recuperando gracias a la homeopatía y la acupuntura» explicó en anteriores galas.

La hija de Lucía Bosé se ha defendido bien en las cocinas de 'MasterChef' aunque siempre han sobrevolado algunas imperfecciones en sus platos dado que su falta de gusto le impedía corregir algunos errores. Sin embargo, la última prueba ha sido un auténtico reto para su dolencia que finalmente no ha conseguido superar.