La presentadora andaluza Toñi Moreno

La decadencia de Toñi Moreno: del mayor de los éxitos al fracaso absoluto

'Estaba totalmente perdida'

Toñi Moreno ha sabido ganarse el cariño del público desde que empezó su andadura en Canal Sur, a pesar de que en un primer momento había estudiado Derecho. Todo, porque cerca de casa no había nada relacionado con el periodismo. 

«Me apunté en Derecho porque estaba en Jerez, porque estaba allí y podía estar en casa», explicaba en una ocasión. «En tercero de Derecho me llamaron para trabajar en 'Andalucía Directo' y ya se acabó».

Ese fue el comienzo de una brillante carrera profesional, que lamentablemente se estrelló de forma brusca hace unos años. Algo, que le enseñaba a reponerse de los golpes y enfrentar los obstáculos con gran serenidad.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Yo tuve un año horrible, fue el peor año de mi vida. Ni me acuerdo cuando, porque lo he querido olvidar, fue hace unos cinco. Perdí un trabajo maravilloso que tenía en las tardes de La 1, tuve una situación sentimental horrorosa, también una inspección de Hacienda...», compartía con Kiko Rivera en su programa de Twitch, 'En casa con Kiko'.

La presentadora ha querido abrirse por completo con el hijo de  Isabel Pantoja  sobre esta etapa tan horrible de su vida, en la que vio como su mundo se venía abajo. «No me multaron porque entendió que yo no tenía ánimo de estafar, pero me dejaron seca. Y a mi padre le diagnosticaron un cáncer y se muere en dos meses y medio».

Para Toñi, quien estaba muy unida a sus padres, eso fue un golpe devastador y que le costó mucho superar. Hasta tal punto, que estaba desesperada y no sabía qué hacer con su vida. «Yo estaba totalmente perdida», le ha explicado al DJ. «Me dijo Anne Igartiburu que hiciera un curso de coach. Me presenté en una escuela en Sevilla y le dije 'no tengo un duro para pagarte, pero quiero aprender y ya te lo devolveré cuando empiece a trabajar'».

Incluso llegó a plantearse dejar la profesión a la que tanto cariño le tenía. «Me planteé dejar la profesión y dedicarme a esto porque me gustaba. Pero, la realidad es que el curso me sirvió para aprender muchísimo, por lo que lo estoy aplicando nuevamente ahora con toda esta situación tan dura que estamos viviendo con la pandemia».

Sin duda, la llegada al mundo de su hija  Lola ha sido uno de los momentos más maravillosos de su vida, ya que además tomaba el paso de convertirse en madre soltera y sacar a la pequeña adelante ella sola. Justo entonces, sumado a la presencia del Covid, cambiaban sus prioridades.

«En este momento, el éxito es que mi hija tenga un plató de comida en la mesa, que pueda tomarme una cerveza con mis amigos. Y también tener un proyecto que me ilusione, donde me sienta útil con la sociedad. En cualquier otro momento, para mí el éxito era el reconocimiento, la audiencia... Y llegará, y me la volveré a pegar, porque así es este mundo», le reconocía abiertamente a Kiko, demostrando una gran fortaleza.

«Lo más importante que he aprendido es que hay que vivir el hoy», señalaba. «No tenemos ningún dominio sobre nada, yo no sé si mañana voy a tener un programa o no, o si vamos a estar tiesos. Yo ahora estoy que no paro, me centro en que hoy he podido disfrutar con mi hija».

Una opinión que, sin duda, comparte el hijo de Isabel Pantoja: «Yo antes estaba todo el rato viajando por mi trabajo, casi no estaba en casa, no veía a mis hijas tanto como quería porque no podía. Con la pandemia, he podido llegar a entender lo que es ser padre. No solo es llegar, darle un beso al niño dormido, y al día siguiente volverte a ir», le decía aprovechando para lanzar un claro zasca a su madre.