Imagen de archivo de Marisa Jara

'Con esta, ya van 19': El calvario de Marisa Jara al pasar otra vez por quirófano

A la modelo sevillana acaban de detectarle un mioma en el útero

Marisa Jara tiene que hacer frente a un nuevo y duro golpe, justo cuando estaba recobrando la ilusión y la tranquilidad tras unos años bastante complicados. La modelo sevillana, quien estaba intentando convertirse en madre junto a su novio, Miguel Almansa, ha tenido que posponer sus sueños una vez más por un grave problema de salud. 

A pesar de que la pareja rompía su relación a principios de año, ha decidido darse una segunda oportunidad. Y, ahora que han retomado su romance, su intención era tener un bebé para sellar su amor. 

«Con lo ilusionada que estaba porque tenía cita con mi Ginecóloga Marisa para hacerme la primera ecografía y ver como estaba ese colchoncito que estamos fabricando con las hormonas al bebé, pero me acaban de detectar un mioma de 15cm que está ocupando prácticamente todo el útero», ha explicado la sevillana acerca del difícil momento que atraviesa. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Así que tenemos que parar con las hormonas porque me tienen que operar y quitármelo. Me está costando tanto... ¡Dios mio!», ha añadido desesperada. Aunque, a pesar de todo, ha demostrado una enorme fortaleza. «Pero, no pasa nada! Porque soy muy positiva y no voy a dejar de luchar por mi sueño y esto no es nada comparado con lo que he pasado».

Marisa se muestra más que dispuesta a superar este nuevo bache, del que tiene muy claro que va a salir reforzada. 

«Una operación más... con esta van 19, yo creo que ya está bien. Lo importante es que tiene solución y que yo a pesar de todo estoy feliz porque sé que lo voy a conseguir», ha reconocido muy esperanzada. Y es que a lo largo de los años siempre ha asegurado que su gran sueño es ser madre, aunque el camino no esté siendo fácil. 

«No me gustaría morirme sin haber sido madre. Y lo deseo tanto, que a veces me da miedo que no me pase...», aseguraba en más de una ocasión. «Desde aquí animo a todas las mujeres que estén pasando por lo mismo que yo. Millones de gracias a las Clínicas EVA por tanto amor y cariño. A ti, mi vida, Miguel Almansa, que eres lo mejor que me ha pasado. Te amo», son las bonitas palabras que le ha dedicado a su chico, quien sin duda es su mejor apoyo en estos duros momentos. 

Miguel, su novio, ya es padre de un niño, y ambos tenían planeado ampliar la familia. «Él tiene un niño que yo quiero con locura, y cómo ya sabéis estamos buscando nuestro niño. No sabéis las ganas que tengo de daros la noticia», aseguraba en agosto del año pasado de lo más ilusionada. 

Lo cierto es que el empresario ha estado a su lado en todo momento a lo largo de estos años de luch, y ella le ha agradecido en más de una ocasión de forma pública ese cariño fundamental. 

La modelo se ha convertido en todo un símbolo de lucha contra el cáncer desde que en 2018 fuese intervenida de urgencia por un liposarcoma, un tipo de cáncer poco frecuente que puede producirse en las células grasas de cualquier parte del cuerpo. 

Un cáncer que le detectaban inesperadamente mientras le realizaban unas pruebas ginecológicas rutinarias cuando intentaba convertirse en madre por primera vez. «Con el cáncer ha pasado un tsunami por mi vida», reconocía. 

«Ha sido y es el peor momento que he vivido. He pasado días con el ánimo muy bajo. Tengo 'momentos'. Es un palo muy duro, una revolución que no sabes ni cómo controlar. Es horrible. He llorado mucho, pero no delante de mi familia, para no preocuparles», confesaba. Ahora, una nueva operación ha puesto su vida patas arriba.