Primer plano de Ana Obregón con mascarilla negra

Ana Obregón respira: 'Es el primer día que no lloro de dolor'

La actriz ha compartido un momento muy emotivo en sus redes sociales

Ana Obregón no está atravesando su mejor momento. A tan solo unas semanas de que se cumpla un año del fallecimiento de su único hijo, Álex Lequio, la actriz sufrió un duro revés cuando su madre tuvo que ser ingresada en el hospital.

Sin embargo, ahora la madrileña acaba de compartir en sus redes sociales un vídeo con el que ha demostrado que, a pesar de los días tan complicados que ha vivido, su suerte está mejorando. 

El reencuentro más emotivo

Ana María ha estado varios días hospitalizada, pero este lunes, 19 de abril, finalmente ha recibido el alta médica y ha podido regresar a su casa. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ana Obregón ha compartido en su cuenta de Instagram el momento en el que su madre se ha reencontrado con su padre tras haber estado varios días separadas por la hospitalización de Ana María.

Un bonito reencuentro que ella no ha dudado en compartir con sus seguidores y que ha supuesto que sea la primera vez que la actriz no llore de dolor, tal y como ella misma ha explicado en sus redes sociales. 

Ana Obregón ha publicado el vídeo en el que sus padres se vuelven a encontrar tras haber pasado varios días separados. El matrimonio aparece mirándose con mucho amor y después de dan un beso que demuestra lo felices que están de poder volverse a ver tras este duro revés que han sufrido. 

«Es el primer día que no lloro de dolor»

La emoción que transmiten las imágenes del reencuentro ha trascendido también a la actriz, que no ha dudado en compartir con sus fans cómo se ha sentido al poder presenciar este bonito momento. 

«¡Bienvenida a casa, mamá!», ha empezado escribiendo Ana Obregón, junto al vídeo de sus padres. «Hoy es el primer día en un año que no lloro de rabia, ni de dolor, ni de tristeza». 

El alta hospitalaria de Ana María no solo ha supuesto un bonito reencuentro familiar, también ha sido un gran motivo para que Ana Obregón se haya llenado de alegría en su año más complicado.

«Hoy se me saltan las lágrimas de emoción, no solamente porque estés de vuelta en casa mamá (eres una campeona), sino también por ese amor infinito de casi 67 años que hay entre papá y tú». 

«Ha sido como una vuelta al infierno»

Ana Obregón fue fotografiada hace unos días en las puertas de la clínica en la que estaba ingresada su madre y aunque ella misma aclaró en sus redes sociales que Ana María estaba «estable y mejorando», para ella el ingreso de su progenitora en el hospital ha supuesto que su memoria viaje a un momento muy complicado.

La actriz ha recordado las últimas semanas que pasó junto a su hijo y para ella eso ha sido «como una vuelta al infierno» porque ha revivido los últimos meses que pasó en la clínica «viendo sufrir» a Álex Lequio.

«Sé que volverás pronto, porque alguien desde arriba te está mandando toda su luz y su amor», escribió hace unos días en sus redes sociales para mandarle, de alguna forma ánimos y fuerzas a su madre para que pudiera regresar a casa. Y parece que ha funcionado. 

Ana María ya se encuentra junto a su hija y su marido e instantes como estos hacen que pese al año tan complicado que ha vivido y que el primer aniversario del fallecimiento de Álex Lequio esté al caer, Ana Obregón pueda sonreír y encuentre calma tras unos meses en los su vida ha estado marcada por la pérdida de su primogénito. 

La actriz, además, ha querido agradecer poder haber vivido ese bonito momento junto a sus padres, algo que guardará para siempre en su corazón y explicado que ha decidido compartir ese emotivo vídeo «como agradecimiento» por el interés que han mostrado sus seguidores en el estado de salud de su madre y por apoyarla «con tanto cariño».