Intervención del alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, en la clausuran el Consejo de Alcaldes del PP , Málaga a 26 de septiembre 2020

Xavier García Albiol, ex presidente del PP catalán, da el susto al desmayarse en su despacho

Se encuentra ya fuera de peligro

El actual alcalde de Badalona y ex líder del PP catalán dio ayer un tremendo susto después de desmayarse en su propio despacho del Ayuntamiento de Badalona y tener que ser asistido por una unidad del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Al parecer, según información publicada por 'El confindencial', el político cayó al suelo sin consciencia durante unos instantes.

En el momento se le realizaron dos electrocardiogramas para valorar su situación y pudo ser estabilizado, tras ello ya se encuentra fuera de peligro y sus constantes vitales son normales, según se ha podido saber. 

Se sabe también que cuando sucedió el incidente el alcalde acababa de volver de una rueda de prensa frente a los medios de comunicación.

Lo que podría haber sufrido el alcalde podría haber sido debido a la gran presión a la que está sometido. Las últimas semanas están siendo difíciles para él. Los grupos de la oposición del Ayuntamiento de Badalona han anunciado que forzarán un pleno extraordinario para votar la reprobación del alcalde, Xavier García Albiol, y han criticado las «promesas de refuerzo del cuerpo y la opacidad con que se ha tratado la situación». La situación en su gobierno no es fácil.

García Albiol pasó el coronavirus en marzo

El concejal del Partido Popular en Badalona y expresidente del grupo parlamentario en Catalunya, Xavier Garcia Albiol, ha sufrdo también en primera persona los efectos del covid, pues durante la primera ola resultó contagiado por el virus. Él mismo anunció en marzo en un mensaje de vídeo en Twitter recogido por Europa Press que había dado positivo en coronavirus.

«Estoy infectado»,anunció Albiol, que indicó que, aunque estaba confinado desde hacía unos días, pasaba a aislarse y a cortar el contacto con las demás personas que viven en su casa.

En el vídeo, el dirigente popular aseguró tener dolor de cabeza, malestar general y dolor de garganta; aunque explicó que la fiebre le bajó en el último día: «es lo que toca», afirmó.