Fotografía de una puerta de un hotel

¿Vas a viajar en verano? Lo que no debes hacer en un hotel bajo ningún concepto

Se trata de algo que todos hemos hecho alguna vez

Los hoteles no siempre están tan limpios como parecen, y tenemos que vigilar muy bien dónde nos sentamos. Con el coronavirus, gran parte de la población ha cambiado su destino turístico. Si bien muchos de nosotros íbamos a visitar lugares fuera del país o de Europa, debido a la crisis del coronavirus han cambiado nuestros planes. 

Con la desescalada, dentro de muy poco podremos viajar por todo el país sin problemas, e incluso también podremos desplazarnos hasta algunos destinos europeos. No obstante y, aunque los números de contagios se vean reducidos, también debemos ir con especial cuidado a la hora de viajar, y no únicamente por el coronavirus

Pero pongámonos en situación: supongamos que vas a realizar un viaje en coche en el mes de agosto. Te desplazas con tu vehículo hasta el lugar que has elegido para visitar y, una vez allí, te pones la mascarilla para salir. Cuando llegas al hotel estás tan cansado que no piensas en otra cosa que no sea sentarte, así que dejas tu maleta, coges el móvil y te sientas en la silla de la habitación… ¡Error!

Las sillas de los hoteles pueden tener gérmenes

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Y es que, aunque aparentemente todo pueda parecer reluciente, lo cierto es que no es así. Hay que tener en cuenta que por un hotel pasan cientos de personas y, aunque te sientas en casa, no lo es. Y uno de los objetos en el que se aculuman más gérmenes son las  sillas.

Y es que, según ha explicado Nidhi Guildayal, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota para el medio ‘Reader Digest’, «las sillas a menudo pueden estar hechas de tela y tapicería difíciles de limpiar. No se lavan de la misma manera ni con la misma frecuencia que las sábanas y las toallas, que, al fin y al cabo, se arreglan continuamente».

Además, también ha explicado que, aunque las manchas se limpien hasta desaparecer, hay veces que quedan gérmenes que «no son visibles para el ojo humano». 

Y es que, ahora más que nunca, debemos de ir con especial cuidado. Lo cierto es que ninguno de nosotros pensaría en la posibilidad de que la indefensa silla de su hotel (sea de lujo o 'low cost') podría llegar a provocar enfermedades. No obstante, sí que es posible.

Según explica el profesor Ghildayal, las sillas son un objeto que los huéspedes solemos utilizar para infinidad de cosas. Pero, sin duda, todos tenemos la costumbre de dejar la ropa sucia, amontonada, encima de ella. Por eso, se pueden propagar todo tipo de virus o insectos como chinches. 

Los gérmenes pueden viajar por toda la habitación

Y es que, según el doctor Ghildayal, el personal de limpieza suele desinfectar con más profundidad otros lugares de la habitación: desde baños hasta camas. Teniendo en cuenta que tienen un tiempo limitado para limpiar cada habitación, es algo totalmente normal.

No obstante, según explica el profesor «los patógenos pueden viajar fácilmente por las áreas de la habitación cuando el personal está limpiando». Esto podría provocar que, aunque la silla 'a priori' estuviera libre de gérmenes, al limpiar otras zonas con ellos, se pueden mover y acabar en la silla donde luego tú te vas a sentar.

Por lo que, tanto nuestra recomendación como la del experto es: evita sentarte en  sillas  de los hoteles a donde vayas. No obstante, también te recomendamos evitar obsesionarte con el tema y que disfrutes al 100% de tus vacaciones, siguiendo siempre las normas de seguridad e higiene indicadas por el Gobierno