Palau de la Generalitat Valenciana

El arzobispado de Valencia abre la catedral en pleno confinamiento y agrupa a 300 personas

Han sacado a la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad

El concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, Aaron Cano, ha criticado que la  Basílica ha mostrado la imagen de la Virgen de los Desamparados este domingo, el día de la festividad de la patrona de la ciudad, porque «genera un punto de concentración de personas», unos hechos que trasladará a la Delegación del Gobierno para ver si se ha infringido el estado de alarma. Por su parte, el Arzobispado ha asegurado que no se han incumplido las medidas de seguridad y defiende que no había convocado a los fieles.

La Basílica de Valencia ha mostrado la imagen de la Virgen de los Desamparados a través de sus puertas a los fieles que se han desplazado hasta la plaza de la Virgen este domingo, fiesta de la patrona de la ciudad, según se aprecia en un vídeo remitido por el propio Arzobispado.

En las imágenes, se ve cómo varias personas concentradas en la plaza han aplaudido a la imagen de la virgen, entre las advertencias de los policías a los asistentes para que respeten la distancia de seguridad. En el vídeo también se escucha cómo un megáfono de la Policía insta del mismo modo a respetar las distancias.

Según ha explicado en declaraciones a Europa Press el edil de Protección Ciudadana, Aaron Cano, no se había notificado a la Concejalía esta acción y el Ayuntamiento elaborará un informe sobre lo sucedido que elevará a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana. La Delegación ha indicado que analizarán si se han infringido las medidas del estado de alarma cuando reciban los informes de la Policía Local y Nacional.

Cano ha explicado que las mediciones apuntan a que unas 300 personas se han congregado en la plaza y ha detallado que sí se habían movilizado efectivos de la Policía Local «como previsión» por si «alguna persona se acercaba a modo de peregrinación» a la Basílica en la fiesta de la patrona. Los agentes estaban en la plaza para «evitar problemas de concentración de personas», ha explicado.

El ayuntamiento lo desconocía

«No sabíamos la intención del Arzobispado, en ningún caso ha comunicado a Protección Ciudadana ningún tipo de hecho como los que se han realizado a día de hoy, ni la apertura ni el toque de campana", ha criticado, para luego insistir: «No podíamos prever nada», ha insistido.

Ha relatado que la Iglesia «ha procedido a la apertura de las puertas mostrando la imagen de la Virgen» y ha denunciado que esto «genera un punto de atracción y concentración de personas». «Si el día de la virgen pones a la virgen en la Basílica es imposible que de un modo organizado la gente se acerque», ha lamentado.

A su juicio, «la Iglesia debería predicar con el ejemplo» porque además «es donde miles de personas se miran en el espejo». «Deben  comportarse responsablemente y hoy no lo han hecho», ha recriminado, para luego recordar que «todo el mundo está haciendo esfuerzos», desde el «ámbito laboral» y «festivo». «Nos hemos quedado sin Fallas, sin Hogueras, sin ninguna fiesta», ha recordado.

El arzobispado se defiende

Por su parte, desde el Arzobispado de Valencia han señalado a Europa Press que no han abierto este domingo las puertas por la misa, sino que la Basílica está abierta cuatro horas al día desde el 14 de marzo, dos por la tarde y dos por la mañana, y que la misa se ha celebrado «a puerta cerrada y sin fieles». Según ha explicado, al acabar el oficio es cuando se ha mostradola mostrado la imagen «siempre desde dentro del templo».

Ha remarcado que solo la han visto las personas que estaban en esos momentos en la plaza puesto que «no se había realizado ninguna convocatoria». Además, han especificado que el tiempo que se ha mostrado la imagen se ha limitado a lo que dura el himno regional.

Asimismo, desde el Arzobispado  insisten en que respetan siempre las medidas de seguridad, que además este domingo y en los últimos días se habían «extremado» ante la posibilidad de que la ciudad entrara en la fase 1 de la desescalada el lunes. En cualquier caso, el Arzobispado insiste en que se han respetado las medidas de distanciamiento.