Un hombre repostando combustible en un coche

Alerta por la subida de precios en España: ‘Va a ser aún peor’

El encarecimiento de los carburantes a partir de hoy responden a diversos factores con una tendencia que seguirá

España se enfrenta a una subida de precios de bienes y suministros como la gasolina y la electricidad. Los expertos lo definen como una cuesta de enero en verano. Supondré una carga adicional para la economía de millones de familias en nuestro país.

A partir de hoy, llenar el depósito del vehículo o poner la lavadora será más caro. Los precios se han disparado, y podrían seguir subiendo en los próximos meses. Se trata de una amenaza para el ahorro de las familias en un contexto especialmente delicado.

Suben los carburantes

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El Boletín del Petróleo de la Comisión Europea indica que el precio de la gasolina ha escalado hasta los 1,358 euros por litro. Es el precio más alto registrado desde octubre de 2014. En aquel caso la gasolina subió hasta los 1,405 euros por litro.

Con los nuevos precios, llenar un depósito de 60 litros costará a partir de ahora 81 euros, mientras que hace un año costaba 69. En 2020 el precio de la gasolina estaba en 1,151 euros por litro. Se trata de una subida del 23%. 

En cuanto al diésel, la subida llega hasta los 1,221 euros por litro y significa un 22% más que el año pasado. El diésel tiene un coste similar al de finales de 2019, pero supone un encarecimiento respecto de 2020.

El encarecimiento de los carburantes tiene un impacto directo en la economía de las familias porque nos encontramos en plena desescalada. El fin del estado de alarma ha conllevado una recuperación de la movilidad. Y esto, a las puertas del verano.

Muchos españoles empiezan a planificar ya sus vacaciones. Pero ahora tendrán que contar con un plus para llenar el depósito en los desplazamientos. Los expertos no descartan una bajada de precios momentánea debido al explosivo aumento de la demanda.

Seguirán subiendo

Sin embargo, la bajada será solo un espejismo. El científico del CSIC experto en el mercado del petróleo, Antonio Turiel, tiene claro que «esto va a ir mucho peor». La subida de precios es estructural, asegura, y responde a una serie de factores.

Explica que los combustibles están en caída libre desde 2005 y que cada año se produce menos por el agotamiento de las reservas. Se trata de un declive lento pero constante, que se agrava porque las productoras no invierten en la búsqueda de nuevos recursos.

Sin ir más lejos, Repsol ha reducido un 90% su inversión para nuevas explotaciones. Esto significa que hay menos recursos, y por lo tanto, los precios se encarecen. El especialista no ve indicios de que este proceso se vaya a revertir.

Las empresas se ven obligadas a producir combustibles con productos alternativos. De hecho, ahora mismo de la gasolina que consumimos solo el 80% es crudo y el resto son aditivos. Esto se traduce en un aumento de los costes de producción.

«Hay que adaptar las refinerías a las nuevas sustancias, que son más difíciles de tratar, y todo esto repercute en el precio final», asegura. Los precios de los carburantes son más caros desde hoy. Pero lo pueden ser aún más en los próximos meses.

Electricidad más cara

Lo mismo sucede con la electricidad, que a partir de hoy será más cara entre las 8 y las 9 de la tarde. El precio medio de la luz llega a su máximo hoy en el mercado mayorista. El precio máximo será de 105,51 euros el megavatio por hora en esa franja horaria.

Los datos de hoy superan el máximo alcanzado durante la borrasca Filomena, en enero de 2021. Entonces el pico se ubicó en los 94,99 euros por megavatio la hora. La tarifa subiría un 45% respecto a las primeras dos semanas de junio del año pasado.