Significativo gesto entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso en los actos de la hispanidad

Fue el primer encuentro tras declararse el estado de alarma en Madrid.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión del 21/09/2020
La relación entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso es tensa desde hace meses. | EFE

Los actos de conmemoración por el Día de la Hispanidad han sido noticia por la sobriedad y la tensión política que los presidió. En tiempos de pandemia, era de esperar que los actos fuesen comedidos, sin grandes excentricidades para evitar la aglomeración de personas.

Sin embargo, también ha destacado por la tensión política e institucional que se vivió con el reencuentro entre el presidente del GobiernoPedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Se trata de la primera vez que ambos presidentes se encuentran tras las discrepancias vividas por la gestión de la crisis y la declaración del estado de alarma en Madrid.

Saludo frío y tenso entre Isabel Díaz Ayuso y Pedro Sánchez

El reencuentro se ha producido en la Plaza de la Armería, en el Palacio Real, y se ha escenificado con un saludo breve y frío entre ambos. El presidente del Gobierno llegaba a la plaza poco antes del mediodía, donde se celebra el acto conmemorativo de la Fiesta Nacional.

Mientras esperaban la llegada de los reyes, Pedro Sánchez se dirigió hacia Isabel Díaz Ayuso y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que se encontraba a su lado.

El presidente socialista saludó a ambos representantes del PP llevándose la mano al corazón, un gesto que ha recomendado la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) para evitar el contacto físico.

Mientras que el alcalde de Madrid le devolvió el gesto, la presidenta de la Comunidad permaneció inmóvil y tan solo asintió con la cabeza, dejando en evidencia la tensión existente entre ambos.

El intercambio de palabras entre ambos no trascendió más allá de lo políticamente correcto: «buenos días presidente» y «¿qué tal todo bien?» fue lo poco que pudimos escuchar. 

A pesar de que estuvieron unos minutos esperando la llegada de los reyes, Sánchez y Díaz Ayuso no hablaron directamente y compartieron corrillo con la ministra de Defensa, Margarita Robles; el jefe del Estado Mayor, Miguel Ángel Villarroya; y el alcalde de Madrid.


Comentarios

envía el comentario