Imagen de una calle de Córdoba

Surrealista: 30 personas celebran una fiesta en la calle «bailando, comiendo y bebiendo alcohol» en Almería

Todos ellos han sido sancionados por la Policía Nacional

La Policía Nacional ha identificado a una treintena  de personas que fueron sorprendidas en la vía pública cuando celebraban la festividad de  San Marcos en El Ejido (Almería)  a pesar de que el Consistorio había suspendido  las celebraciones a consecuencia de la crisis del coronavirus, de modo que incluso ha desplazado en el calendario su festivo local al 11 de septiembre.

Los hechos tuvieron lugar en la tarde del pasado domingo, cuando los agentes localizaron a varias decenas de personas en un ambiente festivo  en la calle  «sin guardar las medidas de distancia» recomendadas por las autoridades sanitarias para frenar la propagación del Covid-19.

«Bailando, consumiendo alimentos y bebidas alcohólicas»

«Estaban bailando, consumiendo alimentos y bebidas alcohólicas», han detallado en un comunicado desde la Policía Nacional, donde han observado que en términos generales «no se están produciendo incidentes reseñables, salvo algunos casos aislados de personas irresponsables».

El Ayuntamiento  de El Ejido decidió suspender las fiestas de San Marcos, que estaban previstas inicialmente entre el 25 y 27 de abril y que el pasado año fueron declaradas de Interés Turístico Andaluz, de modo que, en su lugar, se promovió un concurso de maquetas de carrozas  para emular el tradicional desfile fiestero.

49 detenidos en la provincia andaluza

Desde que comenzó el confinamiento, la Policía Nacional  en Almería  ha detenido  a 49 personas por delitos de resistencia y desobediencia, y ha propuesto para sanción  a 4.759 personas, de las cuales 1.898 sanciones  y 19 detenidos  corresponden a los últimos 15 días.

Entre las últimas actas, la Policía  ha señalado que la Policía Nacional también ha sancionó el pasado 25 de abril a una mujer que «se saltó el confinamiento y acudió a la zona costera de Retamar», en Almería  capital, donde «fue sorprendida por los agentes mientras disfrutaba de un baño» en el mar.

La mujer, además de ser denunciada, fue conminada a abandonar el lugar y se dirigiera a su domicilio habitual por parte de los agentes  dentro de las nuevas funciones que han asumido a raíz de la declaración del estado de alarma.

Los agentes  han recordado que su objetivo principal es proteger la salud y seguridad de los ciudadanos y contener el coronavirus, por lo que «es deber de todos ser solidarios y proteger la salud pública».

Al margen de las conductas «irresponsables», la Policía Nacional ha agradecido el comportamiento general de los ciudadanos  del Almería  y El Ejido.