Pedro Sánchez y Nadia Calviño en el Congreso de los Diputados (15/04/2020).

Sánchez quiere echar en breve a varios ministros del Gobierno: 'Muchos están nerviosos'

El presidente del Gobierno baraja una crisis en el Ejecutivo para este mismo mes

Tras la concesión de los indultos y transcurrida ya la fase más complicada de la pandemia, Sánchez afronta la llegada al ecuador de la legislatura. En otoño se cumplirán dos años desde el pacto para el Ejecutivo de coalición PSOE-Unidas Podemos y el presidente está decidido a agotar el mandato. Con el horizonte puesto en otoño de 2023, Sánchez está decidido a reforzar su Gobierno y a reformarlo para que coja un nuevo impulso en el segundo tramo de legislatura.

Pedro Sánchez estudia una reforma del Gobierno

El presidente prepara, pues, una crisis de Gobierno que podría llevar a cabo dentro del mes de julio. Se especula con que Sánchez remodele el Ejecutivo antes de las vacaciones para llegar al inicio del curso político con la maquinaria ya engrasada. El cambio de ministros en el Gobierno se da por hecho, aunque algunas voces apuntan que no es descartable que se retrase hasta octubre.

Sea cuando sea, la incertidumbre sobre la continuidad ya ha invadido al Consejo de Ministros. Tal y como explica este lunes, 5 de julio, El Periódico, voces de Moncloa apuntan a que "muchos ministros están muy nerviosos" sobre su posible cese del cargo. Uno de los nombres de más envergadura que podrían caer con la crisis de Gobierno es el de Carmen Calvo, que estaría negociando una salida pactada del Ejecutivo.

Calvo es una pieza fundamental del actual Gobierno y es desde hace años la persona de confianza de Pedro Sánchez. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que Calvo cuenta con una dilatada trayectoria política —ya fue ministra en época de Zapatero— y que encaja en el deseo de una retirada. Sea como sea, la crisis de Gobierno va encarada a otros nombres que podrían abandonar el Ejecutivo, como el de Reyes Maroto, Pedro Duque o Arancha González Laya.

Los titulares de Industria, Ciencia y Exteriores son tres de los más cuestionados en los últimos meses y son los que tienen más números de abandonar el Consejo de Ministros. Faltará ver si sus nombres se acaban confirmando y si el presidente del Gobierno añade más cambios en esta crisis que ya prepara. Además, faltará ver si también 'salta' alguno de los ministros de Unidas Podemos, con Manuel Castells o Alberto Garzón como principales candidatos.

Una reducción del número de ministerios

Uno de los principales objetivos de Pedro Sánchez es reducir el número de miembros del Gobierno, que actualmente se sitúa en 23. Este es uno de los reproches que más ha proferido la oposición al gobierno de coalición, exigiendo una rebaja en el número de departamentos. Sánchez ha ido adoptando la idea de que reducir el Gobierno podría contribuir a su cohesión, de modo que se plantea reunificar departamentos.

Habrá que ver, pues, como queda estructurado el Gobierno tras esta remodelación de la que, por ahora, se sabe bien poco más allá de especulaciones. Aunque varias voces han apuntado en las pasadas semanas que podría producirse durante el mes de julio, no está tan claro que Sánchez no espere a otoño. Por ahora, Moncloa ha impuesto la ley del silencio y solo ha recordado que "la remodelación del Gobierno es competencia exclusiva del presidente".

Hace unos días, en una entrevista en La Sexta, Pedro Sánchez no quiso revelar detalle alguno sobre la posible crisis de Gobierno. "No está entre mis planes, insisto, el hacerlo, mi prioridad es otra", afirmó en aquel momento el presidente, echando balones fuera. En todo caso, lo que sí tiene claro el líder del Ejecutivo es que debe propiciar un nuevo impulso al Gobierno tras una primera fase de legislatura durísima.

La pandemia, la crisis social y económica, y la concesión de los indultos han desgastado a un Ejecutivo que busca ahora una nueva fuerza. Sánchez tendrá la última palabra sobre el cómo y el cuándo.