Plano medio del ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa

La advertencia del Gobierno: Lo que pasará en España si llega un rebrote

Los últimos brotes en Italia y en China ponen en alerta a Sanidad, que estudia nuevos modelos de confinamiento

A pocos días de la ansiada llegada a la nueva normalidad, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha querido mandar una mensaje de confianza a los ciudadanos asegurando que si hacemos lo que tenemos que hacer, no volverá a haber un confinamiento total. Pero también ha hecho una advertencia: «si hay rebrote, tendremos que volver a activar el estado de alarma».

Según el ministro, el estado de alarma ha funcionado y ha beneficiado a todo el mundo, pero recuerda que «ya hay rebrotes y habrá más» y por todo el mundo, en referencia a los últimos que se han registrado en un mercado de la capital de China,  Pekín, y en la región italiana de la  Lombardía, que ahora mismo son los grandes focos de preocupación mundial.

Contra esos brotes, dice el ministro, «hay que actuar con rapidez y con mucha prudencia», aunque cree que el Gobierno dispone de mecanismos de vigilancia que hacen muy difícil que se produzca una situación de contagio sostenido que obligue a un  confinamiento  como el que se produjo el pasado mes de marzo.

Illa no descarta, sin embargo, un confinamiento localizado o por colectivos sociales en el caso de que se produjera un rebrote, y todo dependerá, ha dicho, de la naturaleza y la dimensión de este rebrote. «Seguiremos realizando un seguimiento como hasta ahora y, si los hay, una posibilidad es confinar zonas, veremos dónde, cómo y a quién  le toca decretar», ha dicho.

El ministro también ha explicado que el Gobierno se está preparando para una segunda ola del virus, que podría llegar antes de lo que se esperaba, durante los meses de verano. De momento, el estado de alarma decae este próximo domingo, y sólo si hubiera un brote que se tuviera que controlar se plantearía reactivar este instrumentos extraordinario.

En cuanto a las medidas de vigilancia y control, también ha anunciado que en la detección de los casos el ministerio está determinado a impulsar la realización de  pruebas PCR también a los contactos estrechos de quien dé positivo cuando se le haga la prueba, aunque no tengan síntomas. Se trata de una decisión que tomará, previsiblemente, el consejo interterritorial.

Preocupación por San Juan

El ministro de Sanidad también ha querido mandar un mensaje de confianza tras meses de limitaciones en la movilidad en España, al afirmar que «si hacemos lo que tenemos que hacer, no creo que vuelva a haber un confinamiento total». 

Lo ha dicho en una entrevista en TV3, donde también ha afirmado que las zonas sanitarias catalanas de Barcelona y Lleida cumplen con las condiciones para pasar a la fase 3 este jueves, aunque no ha querido darlo por hecho a la espera de su encuentro, este miércoles por la tarde, con la consejera de Salud en Cataluña. 

Por lo que respecta a esta comunidad autónoma, Salvador Illa ha dicho que se están haciendo las cosas correctamente y con mucho cuidado, y que se ha actuado con rapidez en el brote de Lleida para mantener la situación bajo control. La preocupación del ministerio está ahora en lo que pueda pasar en la festividad de San Juan, la noche del 23 al 24 de junio, muy celebrada en esa región.