Rosdeep Adekoya, madre que acabó con la vida de su hijo

Sale de la prisión la mujer que acabó con la vida de su hijo y lo puso en un maleta: 7 años

Los vecinos están totalmente escandalizados y consideran que «su liberación es moralmente repugnante»

Conmoción generalizada tras conocer la noticia de que una madre de 41 años que fue detenida e ingresada en una cárcel de Edimburgo por matar hace años a su hijo de tres años de edad, sale a la calle.

La realidad es que aquella mujer que mató brutalmente a su hijo ha recibido la libertad tras permanecer detenida durante siete años en una cárcel de Edimburgo. Una pena que en un principio consistía en once años de prisión, aunque se vio reducida a siete años e total.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El niño fallecido apenas tenía tres años y medio y murió a manos de su madre por una brutal paliza. La misma, metió el cadáver en una maleta y escondió la bolsa con el cuerpo sin vida del pequeño en un bosque próximo a la zona en la que vivía.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Todo ocurrió en 2014, y tal y como relatan los propios medios de comunicación británicos, la madre salió a cenar acompañada de su hijo de tres años y medio. Todo parecía ir perfectamente, una velada bonita, pero cuando madre e hijo llegaron a su domicilio, la mujer regañó al menor por haber comido demasiada comida. Una discusión que desencadenó en una brutal paliza por parte de la madre que acabó con la vida del niño. El pequeño murió debido a las terribles heridas internas que le provocaron los constantes golpes de su madre.

Por si fuera poco, y sin dar la cara sobre lo sucedido, la madre, al darse cuenta de que había matado a su propio hijo, decidió envolver el cadáver del pequeño en un edredón, meterlo en una maleta y tirar el paquete en una zona muy boscosa próxima a su domicilio.

Ya realizado el plan, la madre, tras este brutal acto, se personó en la comisaría donde denunció la desaparición del niño alegando que con ella no estaba.

Precisamente en ese momento y al ser un niño tan pequeño de tres años y medio, los propios agentes de la policía pidieron colaboración ciudadana para realizar batidas para localizar cualquier tipo de pista que les llevara hasta el paradero del menor.

Pocos días después de la ‘desaparición’ y de la denuncia interpuesta por la madre a la policía, los agentes encontraron el cadáver del niño e inmediatamente detuvieron a la madre.

Un juicio por asesinato

El día del juicio por el caso, la madre se declaró culpable de la muerte de su propio hijo y por esto mismo, tras el fallo del tribunal fue trasladada hasta la cárcel de mujeres de Cornton Vale en Stirlingshire en donde tendría que haber cumplido una pena de prisión de once años, aunque actualmente y sin nadie entenderlo, esta misma se ha visto reducida a siete años.

En este sentido, siete años después de su ingreso en el centro penitenciario, la mujer ha sido puesta en libertad. Así lo han podido informar los medios de comunicación británicos como el periódico ‘The Sun’.

Una noticia que ha causado gran malestar debido a la gravedad del caso, y es que, en estos momentos, la madre del pequeño asesinado ha recibido su completa libertad por haber sido considerada una ‘presa ejemplar’ en el módulo de mujeres. Así es, ‘gracias’ a su buen comportamiento y su arrepentimiento ante los hechos acontecidos, funcionarios de prisión y así como los responsables de la misma, han decidido poner en libertad a la mujer.

Una decisión que ha recibido una gran cantidad de críticas y comentarios negativos, ya que los vecinos de su barrio se encuentran totalmente consternados al considerarla un verdadero «monstruo». Y que, además, tal y como informa el periódico ‘The Sun’, muchos de ellos consideran que «su liberación es moralmente repugnante».