Ashley Cain abrazando a su hija fallecida

Pierde la vida con tan solo 8 meses el bebé de Ashley Cain

La pequeña fue diagnosticada con leucemia tan solo unas semanas después de nacer

El ex futbolista y actual modelo Ashley Cain y su pareja, Safiyya Vorajee, han sufrido la pérdida más dolorosa que pueden lamentar unos padres. Azaylia Diamond, la hija de ambos, ha muerto con tan solo 8 meses a consecuencia de una leucemia. La pequeña ha fallecido este sábado, 24 de abril, en su casa. 

Han sido los progenitores quien ha confirmado la desgarradora noticia en sus redes sociales. «Descansa en el paraíso, princesa. Siempre te sostendré en mi corazón hasta que pueda tenerte nuevamente en el cielo», ha escrito el exfutbolista junto a una tierna imagen abrazando a su hija.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

«Eres mi ángel, mi corazón, mi alma, descansa en paz, mi precioso bebé. Siempre estarás conmigo como una huella en mi corazón», han sido las palabras que publicado Safiyya Vorajee en su cuenta de Instagram junto a dos instantáneas de ella con Azaylia Diamond. 

Ashley Cain hizo su carrera como futbolista en la segunda división inglesa, conocida como Championship, pero se hizo famoso en otro sector. El jugador empezó a hacer trabajos como modelo y participó en algunos realitys ingleses, donde alcanzó la fama. Solo en instagram tiene 2 millones de seguidores.

Cuatro tratamientos de quimioterapia en 8 meses

La pequeña fue diagnosticada con leucemia con tan solo dos meses y aunque los médicos y los padres de la menor intentaron por todos los medios revertir la enfermedad, los tumores se extendieron por todo el cuerpo de la niña y no se ha podido hacer nada para salvarle. 

A pesar de su corta edad, Azaylia Diamond se había sometido a cuatro tratamientos de quimioterapia sin éxito y hace unas semanas, a principios del mes de abril, los doctores les dijeron a Ashley Cain y a Safiyya Vorajee que ya no había ninguna cura posible para la pequeña. 

Los padres de la niña habían recaudado más de un millón de euros para llevar a su hija a Singapur, donde existía la posibilidad de un trasplante. Sin embargo, los tumores se extendieron muy deprisa y alcanzaron rápidamente el estómago, el bazo, el hígado, los riñones y el cerebro de Azaylia, por lo que los doctores descartaron la radioterapia. 

«Los especialistas nos dijeron que no hay forma de abordar los tumores en su cerebro debido a la alta presión en su cabeza», explicó la madre de la niña en sus redes sociales el pasado 8 de abril. «Su quimioterapia tampoco está reduciendo más la enfermedad en su sangre porque es así de agresiva».

«Hoy también descubrimos que Singapur no ha podido crear un tratamiento CART para curar a Azaylia debido a la rareza y agresividad de su leucemia. Esta fue nuestra última, nuestra única y última opción para salvar a Azaylia».

Campaña de recuadación y de donación de celulas madre

Tras descubrir la enfermedad de la pequeña, Ashley Cain y su pareja decidieron hacer público el diagnóstico de su bebé y dar a conocer la afección de Azaylia Diamond para recaudar fondos que ayudasen a pagar los costosos tratamientos de la pequeña.

Además, se involucraron en una gran campaña para animar a la gente a donar células madre y consiguieron que se sumaran más de 1.000.000 personas. Son muchos los rostros conocidos que a lo largo de todo este tiempo le han mandado mensajes de ánimo a la pareja. 

«Hola, hermano, Ashley, aquí DJ. Hola, en primer lugar, el universo y Dios trabajan de forma poderosa, asombrosa, hermosa y misteriosa. Rara vez reviso mis mensajes directos y un amigo tuyo me llamó y por casualidad recibí su mensaje y me mandó tu página», le dijo Dwayne Jonshon al exfutbolista a principios de mes, después de que anunciaran que la enfermedad de la niña no tenía cura.

«Mantente fuerte y, hermano, lamento mucho escuchar esta noticia, pero no tengo que decirte que la fuerza de tu hija es lo que te fortalece a ti y a todos los seres queridos que la rodean. Sé fuerte hermano, otra vez, mi corazón se rompe por ti. Y dile a esa pequeña leona: '¡vamos campeona!'. Mantente fuerte, hermano. Hablamos pronto».