Imagen aerea de un aeropuerto

Quejas en Madrid: 100 personas celebran la jubilación de un piloto en el aeropuerto de Barajas

Cerca de un centenar de personas se reunieron en el parking y dieron un homenaje al piloto dentro de las instalaciones, han afirmado algunos testigos

Una reunión de más de 100 personas se produjo, según varios usuarios del aeropuerto, en el aparcamiento de la T-4 de Barajas con motivo de despedir a un piloto que iba a realizar su último vuelo tras 41 años trabajando. La información, publicada por ‘El Mundo’, ha añadido que los presentes  se quejaron de lo sucedido, pues alguno de los congregados entraron posteriormente a la zona interior de la terminal para ofrecerle un ramo de flores al comandante. Aluden que a otros usuarios no se les permitió entrar para despedir a sus familiares.

Cerca de un centenar de personas se reunieron en el parking y dieron un homenaje al piloto dentro de las instalaciones, han afirmado algunos testigos al citado medio. A pesar de llevar mascarilla la mayoría de los congregados, no respetaban la distancia social entre ellos. Los testigos añaden que hubo multitud de abrazos y muestras de afecto entre ellos.

Según ha informado Aena, no se puede controlar lo que ocurre en el aparcamiento de las instalaciones porque está permitido el acceso sin restricciones. Han asegurado que en el interior de la terminal existen medidas de control muy estrictas para evitar la congregación de personas sin que se respete entre ellas la distancia de seguridad.

Desde Aena  han añadido que «estos empleados tienen una tarjeta para poder acceder a esa zona sin limitaciones».

Según los testigos, al menos diez personas que estaban en el parking entraron  en el área reservada con chalecos y un ramo de flores con la bandera de España. Indicaron que dentro había otro grupo de empleados esperándolos y que al encontrarse empezaron a darse abrazos y palmadas en la espalda al piloto. 

«A mi me da igual que le hagan un homenaje a ese piloto. Pero mientras estas personas entraban, salían y se abrazaban en la zona interior a mí no me dejaron pasar para buscar a una familiar mayor», manifestó un testigo al citado medio.

Y añadía que «le pedí explicaciones al vigilante y me dijo que no sabía nada». También ha manifestado que puso una queja por escrito en Aena.