Mujer embarazada con un vestido blanco

Detectado el primer caso de transmisión de coronavirus a bebé por la placenta

Una joven francesa da a luz a un pequeño que ha dado positivo en COVID-19 y ha desarrollado problemas neurológicos propios de la infección

Las embarazadas se consideran como un grupo de riesgo ante el COVID-19.  En Francia, recientemente, una madre ha dado a luz a un niño que ha dado positivo y ha mostrado problemas neurológicos.

Desde el inicio de la pandemia que está asolando al mundo entero, se han dado casos de recién nacidos contagiados por COVID-19 por sus madres. Han sido muy pocos y se cree que están producidos por contacto ambiental. Ahora un nuevo equipo de expertos ha recogido en un estudio, por primera vez, una posible infección del virus de una madre joven a su bebé a través de la placenta.

Tras el nacimiento, el pequeño dio positivo y mostró problemas neurológicos. A pesar de ello, los resultados del estudio son preliminares y los investigadores deben verificar todavía los datos. Los expertos del hospital Antonine Béclère de Clamart, Francia, afirman que deben cotejarse detalladamente para confirmar o descartar la transmisión del virus.

El estudio, publicado en la revista ‘Nature Communications’, está liderado por Daniele De Luca. Este texto indica que ya en estudios anteriores se había sugerido la posibilidad de producirse una transmisión perinatal del COVID-19. Ésta se produciría inmediatamente en el periodo comprendido antes y después del nacimiento.

En el artículo de los expertos del hospital Antonine Béclère de Clamart lo que no está claro es si la transmisión tiene lugar a través de la placenta, por vía cervical o como resultado de la exposición ambiental.

El caso de la madre francesa

Los autores del estudio describen en su texto que una mujer embarazada de 23 años fue admitida en el hospital con síntomas de coronavirus. La joven tenía fiebre y tos fuerte y las pruebas confirmaron la presencia de genes relacionados con COVID-19.

Tras el parto por cesárea, al bebé se le realizaron pruebas que también dieron positivo. A los 3 y a los 18 días se le volvieron a repetir y los resultados fueron los mismos.  La sangre del recién nacido y el lavado broncoalveolar también fueron positivos.

Además, los médicos observaron que el pequeño presentaba síntomas neurológicos vinculados con la infección por el coronavirus. Estos eran similares a los reportados en pacientes adultos. Los análisis de neuroimagen mostraron una lesión en la sustancia blanca, producida por la infección.

A pesar de todo lo anterior, los responsables del estudio se mantienen cautos y afirman que son necesarias más investigaciones para confirmar estos resultados.