Plano de detalle de unas manos aplicando gel hidroalcohólico de color azul

Gel hidroalcohólico y niños: las precauciones que hay que tomar

El mal uso de este producto puede ocasionar desde problemas leves a síntomas más graves en los más pequeños de la casa

El uso de geles hidroalcohólicos está muy generalizado en estos tiempos. En el caso de los niños se recuerda que tiene que estar supervisado siempre por un adulto para evitar los peligros de que ingieran este producto y se intoxiquen.

Desde que comenzó esta pandemia, el uso de productos desinfectantes como los geles hidroalcohólicos para el lavado de manos se ha extendido. Ésta es una medida de prevención contra el virus que puede encontrarse en todos los establecimientos públicos y en muchos privados.

El Departamento de Salud de Manises, Valencia, ha advertido de los peligros de que los menores usen los geles hidroalcohólicos sin supervisión de un adulto. Este producto tiene un alto porcentaje de alcohol que podría provocar una intoxicación en caso de ingerirse. Es recomendable que su uso esté supervisado hasta los 8 ó 10 años.

Una composición peligrosa en caso de mal uso 

Este tipo de geles están compuestos principalmente por alcohol etílico y agua, aunque también se incluyen otros compuestos como la glicerina o aromas como flores o plantas cítricas que pueden atraer a los niños, explican los expertos.

Por este motivo, su uso debe estar supervisado por un adulto hasta que sean capaces de hacerlo solos y comprender cuándo y cómo utilizarlo. Esto suele darse entre los 8 y 10 años. Cuando los niños son más pequeños, se recomienda mantenerlo siempre fuera de su alcance para evitar un mal uso o ingesta del mismo.

En caso de ingesta accidental, además de tener cierto efecto irritativo como de quemadura leve, los síntomas principales son los de una intoxicación por alcohol, que en los niños puede ser grave en función de la cantidad ingerida.

Hay que tener especial atención con aquellos pequeños que todavía se chupan el dedo. Son quienes pueden estar más expuestos a intoxicaciones.

Los principales síntomas son los de la irritación de la boca y de los ojos en casos leves. En los casos más graves pueden tener dificultad para respirar o mantenerse despiertos.

«Ante este tipo de situaciones, se recomienda lavar con abundante agua las zonas de contacto cutáneo más irritadas, no provocar el vómito, mantener el producto que ha generado la intoxicación y, en los casos de mayor gravedad, acudir a urgencias», indica el doctor Juan Carlos Jurado.

Se desaconseja usar gel mientras se toma el sol

Además, es importante saber cuándo y cómo usar este tipo de productos. En determinadas situaciones puede ser desaconsejable por el contacto con otro tipo de sustancias o elementos. Éste es precisamente el caso del contacto con el sol. No es recomendable su uso si se va a estar expuesto al sol. El motivo es que los componentes que contienen este tipo de productos pueden generar quemaduras en la piel de quienes lo utilicen.

«El lavado frecuente y correcto de manos con agua y jabón es la medida más eficaz para prevenir el contagio de cientos de enfermedades, por lo que en estos casos es recomendable que se evite el uso de productos con alcohol y se sustituya por el correcto lavado de manos», añade Jurado.

Lo ideal es un uso responsable de este producto. De esta forma se evitarán las reacciones indeseables tanto en pequeños como en adultos.