Pablo Iglesias preparando una reunión de gobierno con la bandera nacional de fondo

Podemos aprieta para subir un impuesto en toda España

Pretende incluir en la ley contra el fraude fiscal una subida de Patrimonio en todo el territorio, incluido Madrid

Quien avisa no es traidor. Podemos lo lleva en su programa: «Crear un impuesto para las grandes fortunas que grave los grandes patrimonios». Y el partido de Pablo Iglesias ha encontrado en el proyecto de ley de medidas contra el fraude fiscal una grieta para aplicar una subida al impuesto de Patrimonio en todas las comunidades autónomas.

Eso incluiría también la Comunidad de Madrid, la única en la que no se cobra este impuesto. De hecho, esto es uno de los motivos de la reforma fiscal: el Gobierno quiere acabar con esta situación aplicando una misma regulación para todos los territorios.

Si la medida sale adelante, se aplicaría a través de la reforma de la financiación autonómica planteada por el Gobierno, y afectará a otros impuestos como el de Sucesiones y Donaciones. Unidas Podemos explora las posibilidades que ofrece la ley contra el fraude fiscal y aprieta el acelerador para aprobar la subida del impuesto cuanto antes.

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Fuentes de la negociación informan que la medida ya está siendo estudiada por técnicos de Hacienda y la Abogacía del Estado, que tendrán que resolver si la ley contra el fraude fiscal es el marco adecuado para impulsar la reforma tributaria.

En todo caso, la propuesta de Unidos Podemos coincide con la voluntad de ERC de establecer una cantidad fija en todo el estado para el impuesto de sucesiones. Hay que recordar que este impuesto genera unos ingresos al Estado que no cede a las comunidades. Ya presentaron esta enmienda en la anterior aprobación de los presupuestos, pero no salió adelante.

En su programa electoral, Podemos justifica la medida para mejorar la recaudación del Estado, recordando que se trata de un 1% del PIB. Pero en esta ocasión pone el foco en la Comunidad de Madrid y la evasión fiscal de la que le acusan. Por su lado, la presidenta Isabel Díaz Ayuso y su consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, han anunciado que llevarán la medida a los tribunales si se acaba imponiendo. 

Más reformas fiscales

Con independencia de que se apruebe o no la subida del impuesto de Patrimonio, el proyecto de ley contra el fraude fiscal sigue encima de la mesa. Este incluye otras medidas fiscales, como legalizar las visitas por sorpresa de los inspectores de Hacienda a domicilios de personas físicas y jurídicas con autorización judicial. Esta medida ha sido puesta en tela de juicio por el Tribunal Supremo.

Pero además, en el marco de la ley tendrán cabida normas acordadas por el PSOE y Unidas Podemos en el pacto de legislatura, como la subida fiscal a la Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria. Las enmiendas al proyecto de ley contra el fraude fiscal prevén una tributación al 15% de los beneficios no distribuidos que procedan de rentan que no se hayan tributado en el impuesto de sucesiones.

Reticencias en el propio Gobierno

El principal escollo con el que se encontrará Pablo Iglesias para aprobar la subida del impuesto es la oposición de Moncloa. Fuentes próximas a Hacienda confirman que el Gobierno ha parado los piés a Pablo Iglesias en su intención de castigar a la Comunidad de Madrid con un «impuestazo» e intentar camuflarlo en la ley contra el fraude fiscal.

El departamento que dirige María Jesús Montero desconfía de las intenciones de Podemos y ERC y apuesta por esperar a la futura reforma de los impuestos para introducir los cambios que sean necesarios. También reconocen haber recibido presiones de varias autonomías porque, si el impuesto fuera estatal, dejarían de percibirlos. 

Hacienda también rechaza la propuesta porque supondría subir los impuestos en toda España y establecer unas franjas que no se puedan pasar ni por arriba ni por abajo. Si eso se lleva adelante, será un sablazo no solo para Madrid sino también para los contribuyentes con una fiscalidad más baja. Además, implicará una bajada para aquellas que tienen impuestos más altos, cuyos contribuyentes saldrán beneficiados.