Fiesta privada con varias bebidas en una mesa y gente de espaldas

Pillan a 100 jóvenes, alguno intentando huir por la ventana, en una fiesta en España

La Policía ha sancionado tanto a asistentes como a los organizadores de esta celebración ilegal en medio de la pandemia

La Policía Local de Seseña tuvo que desalojar a casi un centenar de asistentes a una fiesta local que se desarrollaba la madrugada de este domingo en un chalet de la localidad toledana, después de denunciar e identificar a todos los asistentes, muchos escondidos en los recovecos de la vivienda.

Los asistentes procedían, en buena medida, de municipios del sur de Madrid y de localidades limítrofes a Seseña, y se habían saltado en muchos casos el confinamiento perimetral de ambas comunidades autónomas, además de la restricción de movilidad por el toque de queda, informaban desde el Consistorio toledano en una nota de prensa.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La policía tuvo que interponer las pertinentes denuncias, de diversa índole, dada la diversidad de las infracciones cometidas, que van desde el quebrantamiento del estado de alarma a la posesión de sustancias prohibidas, pasando por el incumplimiento del uso de mascarilla obligatoria o la orden de expulsión del territorio, entre otras.

Además, se decidió denunciar a los organizadores de la fiesta por emplear una vivienda, chalet de tres alturas, como zona festiva, en cuyo interior, además, se encontró una gran cantidad de alcohol y sustancias ilegales, así como un equipo profesional de música con DJ.

Según recogía el diario 'ABC', el total de asistentes a la fiesta fueron 95, 60 hombres y 35 mujeres todos entre 22 y 28 años. Algunos de los asistentes habrían llegado a pagar hasta 600 euros entre las entradas y unas 10 consumiciones. El subinspector jefe de la Policía local de Seseña, Javier Rodríguez, explica que «La colaboración de la gente fue mínima». La policía cree que el chalé fue alquilado por los organizadores para llevar a cabo la fiesta

Las imágenes demuestran todo tipo de imprudencias

En la grabación difundida por el cuerpo de Policía Local se puede observar claramente como en ningún momento se respetó ningún tipo de medida de seguridad. Se pueden ver a grandes corrillos de gente de pie o sentados en sofás sin respetar la distancia de seguridad y la mayoría de ellos sin llevar mascarilla

En el vídeo difundido y que rápidamente se hizo viral por las redes sociales se puede ver dos escenas realmente surrealistas por parte de algunos de los asistentes que querían evitar la sanción por asistir a la fiesta. 

En los algo más de dos minutos de grabación se llega a ver como tras salir del salón principal y entrar en una de las habitaciones un joven está atrapado en una ventana, seguramente en un intento de escapar o esconderse, pudiéndose ver solo sus piernas. La policía a lo largo del registro llega a encontrar a otro de los asistentes tratando de eludir la multa de manera surrealista: escondiéndose en un armario. 

Varias horas de actuación policial

La actuación llevada a cabo por la policía local, que contó en todo momento con la colaboración de la Guardia Civil, se dio por terminada a altas horas de la madrugada tras identificar y denunciar a todos los asistentes y organizadores, a los cuales se les practicó un concurso de denuncias como consecuencia de la organización de la fiesta.

El Ayuntamiento de Seseña ha condenado estas actuaciones en contra de la ley y la salud pública, y ha lamentado este tipo de conductas, «diametralmente opuestas a un autoconfinamiento inteligente, poniendo en peligro la salud de los ciudadanos y favoreciendo el contagio comunitario».

Ha apelado asimismo para evitar conductas irresponsables como la acontecida a la responsabilidad de los vecinos, «necesaria para frenar la curva de contagios y evitar un nuevo confinamiento domiciliario».