ÚLTIMA HORA

Pedro Sánchez abandona rueda de prensa por amenza militar
Pedro Sánchez, en una rueda de prensa en Moncloa (18/05/2021).

Pedro Sánchez, obligado a parar una rueda de prensa por una amenaza del ejército

El presidente del Gobierno iba a tomar la palabra cuando ha aparecido un avión sin identificar

Pedro Sánchez ha tenido que interrumpir su rueda de prensa en Lituania por la amenaza real de un avión ruso. El suceso acaba de tener lugar en la base militar de la OTAN en Lituania. El presidente del Gobierno español se disponía a tomar la palabra cuando ha sucedido todo.

Se trata de un hecho muy grave que amenaza la seguridad de la delegación española. Un avión de la Fuerza Aérea Rusa ha sobrevolado el cielo donde se encontraba Sánchez en acto oficial. Se trata de una aeronave sin identificar y cuyo objetivo de momento no ha sido claritificado. 

La situación ha causado una gran perplejidad en los presentes, hasta el punto de tener que suspender la rueda de prensa. Ante la amenaza que suponía la presencia de ese avión, dos cazas Eurofighter han tenido que salir para interceptarlo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se encuentra en plena gira por las repúblicas bálticas. Hoy visitaba al contingente español de la OTAN en Siauliai (Lituania), donde se encuentran 134 efectivos de nuestro país. El presidente iba a pronunciar un discurso con motivo de la visita oficial.

Vuelo sin comunicación previa

Primero estaba previsto que hablara el presidente lituano, y después Pedro Sánchez. Ha sido cuando el primero aún estaba hablando, cuando ha aparecido un avión sin identificar. Tras interceptarlo se ha descubierto que era un aparato de la Fuerza Aérea Rusa.

Se desconocen por ahora las consecuencias diplomáticas que pueda tener este suceso. Pero hay que recordar que Rusia ya ha protagonizado otros conflictos diplomáticos con países occidentales. En España había la sospecha de que Moscú hacía juego sucio en el conflicto con Cataluña.

Por ahora, las fuentes oficiales rusas aseguran que se trata de una acción habitual de su aviación. No se sabe si solo fue un avión o fueron más. Pero sí ha trascendido que volaba sobre el mar Báltico sin haberlo comunicado previamente con las torres de control. 

Infracción grave de las normas 

Se trata de una infracción grave de las normas de aviación, ya que este tipo de maniobras obligan a desviar las rutas aéreas de la aviación civil. Tras unos momentos de incertidumbre, el acto se ha reanudado y se espera que el presidente Sánchez tome la palabra.

La misión de las tropas españolas en ese territorio es precisamente identificar las aeronaves rusas en cielo lituano. Como parte de la alianza atlántica, vigilan el espacio aéreo de las tres repúblicas bálticas ya que estas carecen de aviones de combate. 

El accidente vivido esta mañana justifica la presencia española en el Báltico, según el presidente. Sánchez ha tomado la palabra para decir que lo sucedido hoy es «un caso real». Por eso ha destacado la importante misión española en defensa de la seguridad de los socios de la OTAN. 

Visita oficial del presidente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se encuentra de viaje en Lituania y mañana viajará hasta la capital. Está previsto que allí se reúna con la primera ministra del país, Ingrida Simonyte. También se encontrará con Arvydas Sabonis, presidente de la Federación Lituana de Baloncesto.

Su visita oficial incluye una reunión con la líder opositora de Bielorrusia, Svetlana Tijanovskaya. Esto genera una fuerte tensión diplomática con Moscú. Hay que recordar que los países bálticos se han posicionado a favor de las sanciones contra Bielorrusia.

España también se ha mostrado en contra de los abusos del Gobierno Lukashenko. De hecho, estaba prevista una reunión con la líder opositora, pero no se celebró por las medidas Covid. El inicidente de esta mañana y esa reunión enrarecen aún más las relaciones con el vecino ruso.

Esta es la segunda salida accidentada de Pedro Sánchez al extranjero en pocas semanas. Hace poco, el presidente tuvo que suspender una visita oficial a Francia para trasladarse a Ceuta y Melilla. El detonante fue la crisis migratoria abierta por Marruecos en la frontera española.