Pedro Sánchez junto a una imagen de Anna y Olivia

Pedro Sánchez llama a Beatriz, la madre de Anna y Olivia y le hace una promesa

El presidente del Gobierno habló telefónicamente con la madre de las pequeñas

Este jueves, 17 de junio, se cumple una semana desde que se halló, en el fondo del mar, el cadáver de la pequeña Olivia. El buque Ángeles Alvariño localizó el cuerpo de la menor y, desde entonces, continúa buscando sin descanso a su hermana Anna y a Tomás. La localización del cuerpo y el terrible relato de esta historia, con el padre de las pequeñas como principal sospechoso, han consternado a España entera.

Todo el país ha tenido ocasión de ver, escuchar y leer en los medios esta historia que continúa despertando toda la atención mediática. Y hoy mismo, ha transcendido un nuevo hecho acerca de este caso. No nos referimos a avances en las investigaciones, de los que toda España está pendiente, sino de la intervención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez llama a Beatriz Zimmermann para mostrarle sus condolencias

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El líder del Ejecutivo llamó este miércoles, 16 de junio, a la madre de las pequeñas Anna y Olivia, Beatriz Zimmermann. La llamada se produjo por la noche, y Pedro Sánchez expresó a Zimmermann sus propias condolencias y las del Gobierno que lidera. También le expresó el pésame de parte de la Casa Real y, en especial, de los ministros de Interior y de Justicia, que se han volcado en este terrible caso.

Tal y como explica el diario 'ABC', la llamada tuvo lugar a última hora de la noche, pasadas las once. A esa hora, acababa de tomarse la decisión de que el buque Ángeles Alvariño permanezca unos días más en la zona, para tratar de localizar a Anna y a su padre. Pedro Sánchez confirmó de primera mano a Beatriz Zimmermann que acababa de darse el visto bueno a otra prórroga de los trabajos de este barco.

Horas antes, la propia madre de las menores había mandado una instancia a varios departamentos ministeriales. Pedía que el Ángeles Alvariño permaneciera varios días más en la zona de búsqueda de los cuerpos, con la esperanza de hallar a Anna y a su padre y presunto asesino. Zimmermann mandó la súplica a Presidencia, a la Casa Real y a los ministerios de Interior, Justicia e Igualdad, ya que estaba previsto que el buque se fuera este jueves.

Una prórroga que la madre de Anna y Olivia consiguió a última hora de este miércoles

Durante los últimos días se había insistido mucho en pedir una nueva prórroga de los trabajos del buque Ángeles Alvariño, aunque no habían dado frutos. Pero a Beatriz Zimmermann le quedaba una última baza que usó durante la tarde de este miércoles. Por un lado, mandó su súplica al presidente del Gobierno, la Casa Real y los ministerios mencionados; pero a su vez inició una campaña de recogida de firmas.

La hizo a través de la plataforma digital 'Change.org', y en unas horas consiguió más de 35.000. Finalmente, tras horas de mucha incerteza, las buenas noticias llegaron. A última hora de la noche, se anunció que el Ángeles Alvariño prorrogará su estancia en Canarias y no se irá este jueves, tal y como tenía previsto.

Fue la delegación del Gobierno en el archipélago la que confirmó la nueva prórroga del buque, aunque no concretó por cuántos días. En paralelo a este comunicado, la Guardia Civil también anunció que trabaja para conseguir soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque oceanográfico en esta búsqueda. A nadie se le escapa que en los próximos días, sea cuando sea, el Ángeles Alvariño abandonará Canarias y puede que lo haga sin los nuevos hallazgos deseados.

En todo caso, pues, la presión de Beatriz y su entorno consiguió la prórroga del Ángeles Alvariño. Además, logró la implicación directa del presidente del Gobierno, que quiso telefonear personalmente a la madre de las pequeñas. Un gesto de Sánchez que, seguro, logró el agradecimiento de la familia Zimmermann que pasa por el peor momento de sus vidas.