Pablo Iglesias colocándose la mascarilla en una reunión del Gobierno

La exigencia de Iglesias a Sánchez tras lo ocurrido en España: 'Que no suceda más'

Pablo Iglesias mantiene una batalla con el PSOE para poder instaurar medidas sociales como la prohibición de los desahucios

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, quiere prohibir por ley los desahucios y el corte de suministros, por lo que está presionando a Pedro Sánchez y a sus homólogos para buscar los resortes legales necesarios y que esto sea una realidad en breve. Además, según publica ‘El Español’, estudia cómo forzar incluso a la Sareb a que entregue sus pisos a los servicios sociales.

Toda una agenda en derechos sociales que es una de las prioridades del vicepresidente y de su partido morado, y que prometieron cumplir durante su campaña electoral.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Pero el coronavirus no se lo va a poner fácil al Gobierno que cierra 2020 con un déficit histórico y una deuda disparada que será muy difícil de subsanar. Además, las medidas de confinamiento que se prevén a corto plazo no auguran buenos presagios a nivel económico para España. 

Pablo Iglesias quiere recuperar medidas sociales

Pablo Iglesias está decidido a redoblar la ofensiva, más ahora que Pedro Sánchez ha declarado un nuevo estado de alarma. E incluso con más razones cuando el toque de queda amenaza con quedarse corto, como ya ha demostrado de varias comunidades autónomas, reclamando la vuelta al confinamiento domiciliario.

Además, el Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz, ha diseñado un nuevo subsidio para parados sin prestación. La idea, según revelaron fuentes del partido morado al diario ‘El Español’, es proteger a quienes han perdido sus derechos de desempleo durante la pandemia con una ayuda de 430 euros mensuales.

Todo en vistas de proteger a los más vulnerables en una situación que vuelve a empeorar y que no tiene visos de que vaya a mejorar en las próximas semanas. Recordemos además, que los datos que maneja el SEPE y la Encuesta de Población Activa (EPA) a día de hoy no incluyen a los más de 700.000 españoles que están todavía en el limbo de los ERTE, por lo que las cifras podrían ser aún peores.

Una batalla a escondidas entre Podemos y PSOE

Pero para ello se tendrán que poner de acuerdo Podemos y PSOE. Y es que ambos partidos han estado librando una batalla en sus despachos porque durante el confinamiento, representantes de Unidas Podemos presionaban a los del PSOE, para que aguantaran las medidas de protección social como la moratoria en las hipotecas, la prohibición de los desahucios y la prohibición a los cortes de suministros domésticos, algo que solo duró 6 meses y que ahora Pablo Iglesias presiona para volver a instaurar. PSOE tomaba la decisión de revertir el ‘escudo social’ y volver a lo que había antes del confinamiento. Una batalla política que Pablo Iglesias no parece dispuesto a perder.

A partir de aquel día, el equipo de Iglesias se puso a trabajar en un plan para recuperar dichas medidas: «Es una locura, justo ahora que llega el invierno, permitir que a los más vulnerables se les corte la calefacción a gas o electricidad, o incluso el suministro de agua», apuntan fuentes al citado medio. E Iglesias ya está presionando para revertir la decisión. 

Ataque público de Unidas Podemos a sus socios de Gobierno

Es por eso que el diputado de Unidas Podemos Rafa Mayoral, atacaba recientemente en rueda de prensa a sus socios de Gobierno: «Nuestro socio de Gobierno debe reflexionar para dar pasos, y que las instituciones se pongan del lado de las mayorías sociales». En el mismo discurso, instaba «al conjunto de las entidades financieras y fondos, para que renuncien a la violencia contra la población vulnerable».
 
Según Mayoral, no tiene un pase que «los colectivos estén rellenando los huecos del escudo social poniendo sus cuerpos», intentando evitar desahucios y reclamando la protección de quienes no pueden pagar el gas, la electricidad y el agua. «Si hay que lavarse las manos, si hay que estar en casa para evitar los contagios, no se pueden hacer desahucios ni cortar suministros».