Un colegial del Colegio Mayor Aquinas se echa gel desinfectante en las manos en Madrid, 10 de septiembre de 2020

Retirados del mercado 2 geles hidroalcohólicos fabricados en España

Se trata de dos productos de las marcas Prady y Verita

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha alertado de dos geles hidroalcohólicos que se estaban fabricando y comercializando en España y que acaban de ser retirados del mercado en ámbito europeo. 

Se trata de dos geles de las marcas 'Prady' y 'Verita' que no cumplían con varios requisitos indispensables para su comercialización, entre ellos un mal etiquetado y una baja concentración de alcohol, lo que hacía de estos productos dos geles defectuosos que no cumplían con su función. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Desde la OCU han señalado que «solo con un porcentaje de alcohol superior al 60 por ciento se consigue una desinfección adecuada», y estos dos productos no llegaban a ese umbral. Además, «la presencia de alcoholes no va acompañada de los correspondientes pictogramas de peligro y advertencias en la etiqueta del producto», otro de los motivos que marcan para su retirada. Explican que «los usuarios no disponen de información sobre la toxicidad e inflamabilidad del producto que, en presencia de una fuente de ignición, podría provocar un incendio». 

El gel de la marca Prady ha sido retirado porque tenía un 56,6% de etanol, según su valor medido en peso, una cantidad insuficiente que no llega al 60% mínimo requerido, pero el de la marca Verita Farma se queda mucho más lejos y apenas alcanza el 28,4%, según han informado desde OCU. En el caso de Veritas Farma, el producto se vendía principalmente por internet (Amazon, mayormente) y en botes de 100 ml.

En ambos casos, los geles no cumplen con su función desinfectante y permiten que los virus y bacterias acaben llegando al usuario, aumentando el riesgo de infección porque las personas creen que están protegidas y pueden relajar, en cierta medida, su comportamiento. 

Montaje de la OCU con los geles de Verita Farma y Prady retirados del mercado
Los geles hidroalcohólicos retirados son de las marcas 'Veritas Farma' y 'Prady' | OCU

El gel hidroalcohólico, una buena arma contra el Covid-19 pero de doble filo

Hace apenas unos meses había muy poca gente que usase el gel hidroalcohólico y apenas se podía encontrar en farmacias y tiendas de productos especializados, pero hoy en día es un producto casi indispensable en el bolso o la mochila de todo el mundo y se encuentra en cualquier establecimiento, incluso en aquellos en los que no se venden habitualmente productos de limpieza o para el hogar. 

La pandemia de Covid-19 ha obligado a todo el mundo a cambiar algunas rutinas, y el uso de gel hidroalcohólico se ha convertido en una nueva 'tradición' que hay que cumplir cada vez que se entra en una tienda o en un bar, o cuando se toca cualquier superficie exterior que haya podido estar expuesta a otras personas. 

Y a pesar de todo, algunos expertos han alertado a la población de que hay que tener mucho cuidado con el gel porque, aunque es una herramienta útil, puede convertirse en un arma de doble filo si no se usa correctamente.

Unos de los principales consejos de las autoridades sanitarias de todo el mundo para pasar esta pandemia ha sido la de llevar mascarilla y lavarse las manos con frecuencia. Hay personas que las cumplen a rajatabla, pero también hay mucha gente que ha encontrado en el gel una especie de sustituto a lavarse las manos, al considerar que el gel les protege de igual forma. 

Algunos científicos han alertado sobre este comportamiento y han señalado que lavarse las manos no es incompatible con el uso de gel, al contrario, si se usa gel muchas veces seguidas y no hay un lavado de manos frecuente, las manos pueden quedar incluso pegajosas con determinadas marcas. Además, se peca de confianza al considerar que, como nos hemos puesto gel, estamos a salvo del virus. 

El gel protege en gran parte, pero no es infalible, y aunque el alcohol acostumbra a matar los virus y bacterias, algunos podrían quedar todavía vivos en nuestras manos y el agua es la mejor forma de quitárselos y de volver a tener unas manos limpias y seguras. Por esa razón, los expertos recomiendan seguir usar el gel en situaciones donde no tenemos una fuente de agua al alcance, como cuando estamos en la calle o comprando en alguna tienda o supermercado, pero también incitan a la ciudadanía a lavarse las manos en cuanto puedan para complementar la eficacia del gel y estar lo más seguro posibles ante el virus.