Pedro Sanchez colocándose la mascarilla en su escaño del Congreso de los Diputados

La carta al rey Felipe contra Iglesias y Sánchez: 'Hay ataques permanentes'

La carta dice representar una ‘mayoría silenciosa’ y la prensa internacional habla de ‘ruido de sables’

«El Gobierno de coalición entre el partido socialista y Podemos, apoyados por filoetarras e independentistas amenazan con la descomposición de la unidad nacional». Esta es una de las frases que recoge la carta firmada por 73 militares en la reserva y enviada al rey Felipe como advertencia contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

La carta viene firmada por un teniente general, dos generales de división, cuatro generales de brigada y 66 coroneles, todos ellos retirados. En ella se dirigen al jefe del Estado sin ninguna petición concreta, pero advirtiendo de las intenciones del actual Gobierno.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ahora se han conocido nuevos detalles de la misiva remitida al jefe de la Casa Real, Jaime Alfonsín, para que la hiciera llegar al rey Felipe VI. En la carta hablan de «aniquilación de la democracia» y de «un gobierno social-comunista que olvida el interés general y atiende solo a intereses partidistas».

Los firmantes se presentan como miembros de la XXIII Promoción de la Academia General Militar en situación de retiro, con «lealtad a la Patria como juramos ante la bandera de España en un lejano año 1964». También dejan claro el motivo de la carta: «expresar nuestros desvelos como consecuencia del estado de deterioro en el que se encuentra nuestra Nación».

Los militares advierten que «tras la llegada al Poder Ejecutivo de un gobierno social-comunista que olvida el interés general y atiende solo a intereses partidistas, la cohesión nacional corre graves riesgos de deterioro, tanto en su vertiente política, como económica y nacional».

Por eso advierten al rey Felipe de la «amenaza» que supone lo que consideran una alianza del PSOE y Podemos con «filo etarras e independentistas». En especial, aluden a los «ataques permanentes» de miembros del Gobierno contra la Jefatura del Estado, cuyo titular es el rey Felipe VI. Se trata, según el texto, de una estrategia para «acabar con el arco de bóveda que sustenta todo el entramado de la Constitución del 78».

Recuerdan que esa Constitución es la que ha dado los mejores años de la historia de España y avisan que el Gobierno de Pedro Sánchez y sus aliados «quieren acabar con los consensos del 78» con «permanentes ataques al poder judicial y su intento de patrimonialización reflejado en el nombramiento del Fiscal General del Estado».

También hacen referencia a la libertad de expresión, que consideran amenazada por el Gobierno «con el nombramiento partidista de la dirección de RTVE, la aportación de dinero público a diferentes medios de comunicación, el control de las redes y la normativa para tener la opción de controlar cualquier medio de comunicación con la excusa de las noticias falsas».

Se refieren a una «mayoría de españoles, la llamada mayoría silenciosa» que a su entender no saben «qué camino tomar para limitar esta peligrosa deriva». Por eso trasladan su preocupación al rey Felipe para «dejar constancia que siempre estaremos a su lado y podrá contar con nuestro apoyo y nuestra lealtad».

Cómo se gestó y quién está detrás

La carta lleva la fecha del 25 de noviembre de 2020, es decir el miércoles de la semana pasada, pero fuentes próximas aseguran que los impulsores llevaban diez días buscando apoyos entre el ámbito militar. Tras una primera ronda en la que no lograron sumar más de treinta adhesiones, extendieron la petición a otros miembros de la academia.

Finalmente fueron 73 las firmas, una cifra más contundente pero que no llega ni a la mitad de oficiales y generales de la XIII Promoción de la Academia General Militar que siguen vivos. Además, entre los ausentes están los tres primeros de la promoción, los tenientes generales Manuel Bretón, Rafael Barbudo y Pedro Pitarch.

A ellos se suman otro militares que critican el tono utilizado en la misiva y lamentan que se haya presentado como una carta de todo el colectivo. Además, algunos de los abajofirmantes aseguran sentirse engañados por los promotores, que les vendieron que la carta sería firmada por un grupo mucho mayor y se sorprendieron al ver solo 73 firmas.

Entre los que no firmaron la carta se habla de texto «mitinero y panfletario» y aseguran que ya veían venir que traería más perjuicios que beneficios. Muchos consideran que el tono utilizado en la carta, que muchos relacionan claramente con las formas y el contenido de Vox, perjudica al propio rey Felipe VI y al Ejército.

‘Ruido de sables’

A las críticas de esa parte del Ejército que no se siente representado con la dureza de la carta se suman las reacciones del ministerio de Defensa y de la prensa internacional. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha arremetido contra quienes intentan implicar al rey en polémicas partidistas y mostró su apoyo a los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas. 

También tuvo palabras de reconocimiento a los militares retirados que respetan la neutralidad política y reprochó a aquellos que «amparándose en una carrera militar en la que ya no sirven» intentan implicar al rey, que «es de todos».

La carta ha atravesado las fronteras de España y la prensa internacional se ha hecho eco de lo que consideran «ruido de sables». Así lo aseguró el británico The Times, que recordó la tradición de un sector extremista del Ejército español a mezclarse en las cuestiones políticas con pésimos resultados.