Pla americà del ministre de Sanitat, Salvador Illa, durant una roda de premsa

Illa confirma que se harán PCR a los contactos estrechos de casos positivos y controles en los aeropuertos

El ministro de Sanidad ha asegurado que las pruebas PCR «indiscriminadas» no son «aconsejables»

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, confirma que se harán pruebas PCR a los contactos estrechos de casos positivos y que se harán tres controles «primarios» en aeropuertos y uno secundario, a posteriori. Durante su intervención en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, Illa ha dicho, en cambio, que no es aconsejable hacer pruebas «indiscriminadas» y explicó que desde que comenzó la pandemia se han hecho más de 3 millones de pruebas diagnósticas. En relación a la posibilidad de una segunda ola de la pandemia, dijo que la situación no es la misma que en febrero y que, en caso de existir, «será más benigna». Sin embargo dijo que «toda precaución es poca».

Illa ha mantenido lo que ayer adelantó el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón: las pruebas PCR «indiscriminadas» no son «aconsejables». A pesar de ello ya la espera que se aborde la reo nión Interterritorial de Salud, Illa ha avanzado que se harán cuatro controles a los turistas (tres en el aeropuerto y uno secundario) y que se practicarán pruebas a los contactos estrechos de los casos positivos .

Illa también ha dicho que hay que transformar el sistema de salud para adaptarlo y «fortalecerlo» de caras a futuras pandemias pero también por «col • locar las personas en el centro» y «afianzar» la sanidad como un «servicio esencial» . Durante la comparecencia, afirmó que es necesario «dimensionar» y «reforzar» el número de profesionales médicos. En este sentido, dijo que la contratación que se ha hecho desde las CCAA para hacer frente al coronavirus no puede ser «puntual».

Illa también ha defendido la urgencia de desarrollar la Ley General de Salud Pública como «punto de partida» y reiteró el compromiso del gobierno español de invertir en sanidad hasta alcanzar el 7% del PIB en el año 2023. El ministro también ha elogiado el papel de la atención primaria y de las comunidades autónomas durante la crisis y ha dicho que hay que seguir trabajando en la producción nacional de material sanitario. Isla ha tendido la mano a todos los grupos políticos para que la «ciudadanía espera que estemos a la altura». «Hacen falta acuerdos», ha dicho.

La mano extendida de Pastor

En este sentido, la ex ministra de Sanidad y diputada del PP, Ana Pastor, ha tendido la mano al gobierno en relación al decreto de nueva normalidad y ha pedido que se tramite como proyecto de ley para introducir reformas porque «lo dejará desasistido en caso de rebrotes ».