Imagen de un koala descansando en un árbol

Millones de animales muertos: este es la escalofriante balance de los terribles incendios de Australia

Un nuevo estudio hace un balance general de los incendios en este país del pasado verano austral

Una nueva publicación de un estudio  elaborado por el Fondo Mundial  para la Naturaleza  (WWF, siglas en inglés) llamada 'Incendios: El daño en la Vida Salvaje', afirma que fueron alrededor de 3.000 millones  de animales, entre mamíferos, reptiles, aves y anfibios, los que fueron víctimas de los devastadores incendios  del pasado verano  austral en Australia.

Especies en peligro de extinción, también calcinadas

De la actual cifra total, unos 143 millones corresponden a especies de mamíferos; 2.460 millones, a reptiles; 180 millones, a las aves, y 51 millones, a los anfibios. Australia, que posee una fauna única, alberga unas 300 especies nativas incluidos marsupiales como los canguros y los koalas.

Dermot O’Gorman, director ejecutivo de WWF-Australia, dijo en un comunicado que 'Los hallazgos del informe  son impactantes. Es difícil pensar en otro evento natural en el mundo que se recuerde que haya desplazado a tantos animales. Esto se considera como uno de los peores desastres en la vida salvaje de la historia moderna'. Muchos animales  que escaparon de las llamas tenían pocas probabilidades de sobrevivir, especialmente por la falta de alimentos, agua y una guarida, por lo que tuvieron que desplazarse a lugares ya ocupados y estar en condiciones más vulnerables frente a sus depredadores.

Casi 12 millones de hectáreas arrasadas

El daño de los incendios afecto a una área de 11,46 millones de hectáreas. Los resultados del informe  suponen una llamada de atención para Australia  y todos los países vulnerables a incendios extremos a raíz del impacto del cambio climático en la biodiversidad. Los incendios, bautizados en el país como el “Verano  Negro” y que mataron a 34 personas, calcinaron un área similar a la de Uruguay y comenzaron en septiembre, antes del inicio del verano  austral, y se prolongaron hasta finales de febrero.

Aun así, no ha sido la peor situación de incendios en Australia. El denominado “Sábado negro”, que se produjo el 7 de febrero de 2009 cuando las temperaturas  se elevaron hasta más de 46ºC, los incendios fueron los más devastadores en cuánto a víctimas. Causaron 173 víctimas mortales, una tragedia considerada como el peor desastre natural de la historia moderna del país.