La Policía Nacional en Madrid el 17 de febrero de 2021 en las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel

Los mensajes que ponen a la Policía Nacional en tensión de cara al sábado

Los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad han detectado un alto nivel de movilización en los partidos de la izquierda más radical

En plena vorágine política, los agentes de la Policía Nacional han activado un dispositivo especial con motivo de la posible marcha convocada para este sábado en la capital madrileña, en el Paseo del Prado por el Movimiento Antirrepresivo de Madrid, organizado por la plataforma que ha encabezado las últimas protestas producidas contra el encarcelamiento del joven rapero Pablo Hasél.

Por su parte y con la mirada puesta en el fin de semana, los servicios de información de las Fuerzas de Seguridad han detectado un alto nivel de movilización especialmente en los sectores más radicales de líneas ideológicas de izquierdas. Así lo han presenciado en foros privados de Telegram en los que se habla de distintas concentraciones que puedan dar lugar tras estas, en altercados, según han confirmado fuentes policiales al medio ‘El Confidencial’.

Estas movilizaciones darían lugar en uno de los momentos más agitados del espectro político autonómico de la Comunidad de Madrid, y lo cierto es que se produce acompañado de un ambiente de alta polarización política.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Por su parte, los propios expertos apuntan a que estos factores pueden actuar como desencadenantes directos a los posibles disturbios y también explican que la extrema izquierda tiene como meta común a estas ‘protestas y reivindicaciones’, que se movilice lo máximo posible para que así la campaña política esté condicionada a estos factores y al mismo tiempo se animen los propios votantes de cara a las próximas elecciones.

«Por nuestros derechos y libertades. ¡Amnistía total! Libertad Pablo Hasél»

Ese es el lema principal de la manifestación que dará lugar en apenas unos días y que dará comienzo en Atocha y terminará en la Plaza de Cibeles, frente al Ayuntamiento de Madrid.

La misma tendrá lugar a partir de las 19 horas de la tarde, concluyendo de esta manera ya entrada la noche, lo que podría propiciar o facilitar, en el caso de haberlas, disputas contra los efectivos policiales. Las exigencias que encabezan estas marchas son la «derogación de la legislación represiva, la depuración de las fuerzas represivas» y otros mensajes sociales que representarían a una gran parte de este colectivo como «viviendas sociales para todos los trabajadores, servicios públicos y de calidad y derechos para las personas migrantes».

La abogada Alejandra Matamoros sería una de las caras visibles y presentes de este Movimiento Antirrepresivo en Madrid. La misma es la representante legal del propio Hasél y actúa como portavoz de la plataforma. Además de esta, otros líderes, como Miquel Pujol y Karim Benamar, quienes también están vinculados con la Coordinadora 25-S, que se ha incluido al movimiento del sábado y que fue la principal promotora de las reivindicaciones de Rodea el Congreso y Asedia el Congreso, hace unos años en otoño de 2012 y abril de 2013.

Resaltar que tanto este Movimiento de carácter Antirrepresivo como la Coordinadora 25-S están directamente relacionados con la Coordinadora Antifascista, los grupúsculos como Yesca, células anarquistas y Bukaneros, entre otros. Además, a estos mismos se les relaciona en los ataques de las Marchas de la Dignidad sucedidas en 2015, en las cuales resultaron heridos un total de 67 policías a manos de radicales violentos.

Otra personalidad a resaltar sería Iñaki Jiménez, alias ‘Pirrakas’, uno de los cabecillas referentes de Bukaneros, y que en estos días ejerce como escolta de seguridad a Pablo Iglesias e Irene Montero en su chalé de Galapagar, tal y como ha revelado recientemente 'El Español'. Así mismo, estas plataformas convocantes del movimiento, también mantienen lazos organizativos con los CDR de Cataluña y La Forja, el partido heredero de Terra Lliure integrado en las CUP, que se conocen por ser los principales promotores de los actos vandálicos ocurridos en Barcelona por la entrada en prisión del rapero Hasél.