Isabel Díaz Ayuso en el Puerto de Cotos, Rascafría (Madrid)

Madrid cambia de estrategia contra el Covid: Se hará también 'en el ámbito social'

La Comunidad dejó de hacer pruebas PCR a contactos estrechos a finales de septiembre

La Comunidad de Madrid ha vuelto a cambiar su estrategia de diagnóstico de casos de Covid-19 en la región e incluirá los contactos estrechos en el ámbito social como colectivo prioritario para realizar una prueba PCR, como se hacía desde el principio hasta que el gobierno regional cambió los protocolos a finales de septiembre. 

Según la última actualización del protocolo de la Comunidad para combatir la pandemia de coronavirus, del pasado 20 de noviembre, la Consejería de Sanidad incorporó «el ámbito social» a la lista de personas a las que se les deberá indicar una prueba PCR o una prueba rápida de antígenos cuando han sido contrato estrecho de otra persona que haya dado positivo. Dentro de este grupo, ejemplifica, estarían los familiares no convivientes o amigos. 

Se trata de un cambio sustancial respecto al protocolo que se ha aplicado en la región en los últimos dos meses, ya que el pasado 28 de septiembre la Comunidad decidió eliminar a este grupo de personas de la indicación de realización de pruebas a pesar de haber tenido contacto con positivos.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Desde esa fecha, si una persona había comido con un grupo de amigos, y al día siguiente uno de ellos daba positivo en una prueba, el resto de amigos que estuvieron con él no estaban obligados a realizarse una prueba, aunque sí debían guardar 10 días de cuarentena de forma obligatoria. Solo se indicaría una prueba PCR en el caso de que una de esas personas empezase a tener síntomas, por lo que pasaría a considerarse un caso sospechoso.

Precisamente este cambio en el protocolo provocó muchas críticas a la gestión de Isabel Díaz Ayuso, ya que expertos y epidemiólogos consideraron que una parte importante de contagios se perderían de las estadísticas oficiales. De hecho, desde aquel momento la Comunidad de Madrid empezó a bajar su incidencia acumulada, hasta el punto en que en la actualidad es una de las comunidades de España con este índice más bajo.

Quedan excluidos de esta actualización los centros educativos, que ya tienen sus propios protocolos y que seguirán sin indicar pruebas diagnósticas a los alumnos o profesores que estén en contacto con algún positivo, siempre que no tengan síntomas y manteniendo una cuarentena de diez días. 

La Consejería de Sanidad explica que el cambio de protocolo se debe a que, ante la bajada de incidencia en los últimos dos meses, los laboratorios ya no tienen la carga de trabajo y saturación que sufrieron a finales de septiembre, cuando los resultados de las pruebas PCR podían tardar días en llegar.

De hecho, la actualización de septiembre incluyó también el cambio de pruebas diagnósticas preferentes: la Comunidad dejó de hacer muchas pruebas PCR a cambio de incrementar sustancialmente el número de tests de antígenos «en función de la disponibilidad y operatividad».

El nuevo texto de este 20 de noviembre recupera la PCR como prueba prioritaria en casos sospechosos, salvo que se trate de residencias y ámbito sanitario, donde los antígenos, que dan los resultados de una forma mucho más rápida, seguirán siendo las recomendadas. 

Se detectan menos casos en Madrid, pero los hospitales no se saturan

Los cambios de protocolos del pasado 28 de septiembre provocaron una caída brusca en la detección de casos que se trasladó a las cifras oficiales. Madrid empezó a bajar su incidencia acumulada, que superaba los 800 puntos, hasta el punto en el que el 24 de noviembre ya estaba alrededor de los 271,72 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. 

Los expertos pusieron el grito en el cielo al considerar que el cambio de protocolo haría que se detectasen muchos menos casos y ante el peligro de que esto empeorase la situación en los hospitales. Dos meses después, los peores temores de los epidemiólogos no se han cumplido, y ahora intentan buscar las causas que explicarían por qué Madrid logró controlar la situación a pesar de detectar menos casos.

Las causas, según muchos expertos, se encontrarían en que las pruebas de antígenos dan los resultados en 15 minutos, a diferencia de las 24-48 horas que pueden tardar las PCR, lo que permite aislar antes los casos positivos y cortar más rápidamente las cadenas de transmisión. 

Esto haría que con los antígenos se detectasen menos casos, pero los que se detectan provocan menos brotes porque se ponen en cuarentena casi al momento. Con la PCR, más fiable, el tiempo de exposición de otras personas a un contacto positivo se prolonga, lo que hace que la cuarentena no sea tan efectiva. 

Además, los expertos creen que la responsabilidad ciudadana también ha tenido mucho que ver en la situación, y otros creen que la mayor incidencia que tuvo la primera ola en Madrid también hizo que los ciudadanos sean más conscientes de la gravedad de la situación, a la vez que un mayor porcentaje de población estaría inmunizada contra el virus. 

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas notícias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de restreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio