Imagen de una carretera en pleno temporal de nieve

Aviso en España: 'Rogamos que no se use el vehículo en ningún concepto'

Isabel Díaz Ayuso ha pedido que se use el transporte público para los desplazamientos por las extremas temperaturas que se prevén tras el paso de la borrasca Filomena

Aunque en Madrid ya ha dejado de nevar, el paso de la borrasca Filomena se va a notar durante varios días. Por este motivo, Isabel Díaz Ayuso ha advertido que las jornadas «complicadas» que se prevén en la autonomía y ha pedido que no se use el coche bajo ninguna circunstancia. 

Las previsiones se han triplicado

La presidenta de la capital española ha realizado una rueda de prensa en el Centro de Emergencias 112 y ha explicado que la comunidad mantiene activo el Plan de Inclemencias Invernales por los avisos naranjas que han recibido.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ahora, la nieve que pintado de blanco Madrid durante todo el fin de semana, del 9 y 10 de enero, se convertirá en hielo y las temperaturas bajaran drásticamente. Una situación que Isabel Díaz Ayuso ha tildado de «insólita e inédita». 

«Vienen días muy complicados en la región por las bajas temperaturas, que serán extremas, creando placas de hielo. Vamos a pedir colaboración ciudadana», ha dicho la presidenta de la capital española. 

«Les rogamos que no usen los vehículos bajo ningún concepto. El metro seguirá funcionando las 24 horas. Creemos que seguirán habiendo caídas de cornisas o de ramas».

Isabel Díaz Ayuso ha recalcado que la borrasca Filomena ha triplicado las previsiones y ha destacado que más de 3.200 kilómetros de carreteras de la capital han sido afectadas por el temporal.

«Tal ha sido la magnitud de lo sucedido que ha provocado el cierre más prolongado de la historia del aeropuerto Madrid-Barajas o la suspensión del servicio de Cercanías por más de cuarenta horas». 

Por esta razón, ha hecho hincapié en la importancia de dejar a un lado los vehículos y, en su lugar, optar por el transporte público. De la misma forma, ha pedido que se extreme la precaución a pie de calle por la posible caída de árboles o cornisas. 

«Vamos a seguir hablando con el Gobierno para que se puedan restaurar las líneas de cercanías y servicio del aeropuerto».

Además, ha destacado que los colegios seguirán cerrados hasta el miércoles, que los supermercados permanecen abiertos y la importancia de seguir fomentando el teletrabajo.

En la rueda de prensa, Isabel Díaz Ayuso también ha explicado que Madrid ha pasado por dos fases. La primera se ha centrado en atender a los ciudadanos en riesgo. 

Según la información otorgada por la presidenta, durante el fin de semana se han atendido 8.900 llamadas y se han rescatado a más de 1.500 vehículos con más de 2 mil personas atrapadas en las carreteras de la capital española. 

La segunda fase es la que se mantiene actualmente activa y trata de recuperar la normalidad. Algo que ha señalado que va a ir «de la mano de la movilidad» y que va a requerir de un «enorme esfuerzo». 

Isabel Díaz Ayuso agradece el trabajo de los profesionales 

Asimismo, Isabel Díaz Ayuso ha aprovechado la rueda de prensa para agradecer a la población madrileña por su paciencia y su colaboración, así como a todos los profesionales que han trabajado «intensamente» para garantizar el acceso a los suministros básicos a pesar de que «no se ha podido llegar a todas y cada una de las necesidades». 

Igualmente, ha querido dar las gracias a todas las personas que han hecho posible que el Metro de Madrid no haya dejado de funcionar las 24 horas durante todo el fin de semana y que seguirá en funcionamiento durante los próximos días.

Finalmente, la presidenta de la capital española ha subrayado que ha estado «pendiente en todo momento de las emergencias» y asegurándose de que «los servicios de emergencias estaban donde se les necesitabas». 

«Hay que estar encima de cada situación, no en medio», ha remarcado. «Eso es lo que he hecho a lo largo de estos días». Y ha dejado claro que tanto ella como los servicios de emergencia seguirán estando al «pie del cañón» durante las próximas jornadas.