Bicicletas eléctricas de alquiler aparcadas en Madrid

Nuevo paso hacia la movilidad sostenible: Muchas más bicicletas eléctricas en Madrid a finales de año

Este verano se ampliará por toda la ciudad madrileña el número de este tipo vehiculos y llegará hasta las 4.800

El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado desplegar a través de diversos operadores  4.800 bicicletas de alquiler desde este verano por toda la ciudad que se sumarán a las 2.964 con las que contará la red municipal de BiciMAD este año. El área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha publicado este miércoles una resolución para conceder autorizaciones temporales para el arrendamiento de bicicletas eléctricas. 

Sin embargo, el Ayuntamiento ha señalado que esta cuantía inicial, que «garantiza la seguridad vial y asegura el libre mercado y la libre competencia efectiva, podrá incrementar o disminuir en función de la demanda y el uso real de los vehículos».

Más bicicletas

La red de BiciMAD aumentará este año  hasta alcanzar un total de 258 estaciones en 15 distritos, por lo que este año podrá haber en la ciudad de Madrid hasta 7.764 bicicletas eléctricas a disposición de los madrileños, tres veces más de las que existían a finales de 2019.  La llegada de las nuevas bicicletas de operadores privados a lo largo de este verano  coincidirá con la inauguración de las primeras 50 nuevas estaciones de BiciMAD en 13 distritos, cinco de ellos nuevos (Carabanchel, Usera, Moratalaz, Latina y Ciudad-Lineal). Esta ampliación de BiciMAD, la mayor desde que comenzó a funcionar el servicio en verano de 2014 según el Ayuntamiento, está dotada de 2,15 millones de euros sin IVA.

Condiciones de alquiler para las empresas

Hay un plazo de 30 días hábiles a partir del jueves para que las empresas interesadas en desplegar bicicletas eléctricas de alquiler presenten su solicitud. La autorización se concederá de forma gratuita mediante procedimiento de concurrencia pública competitiva hasta el 31 de agosto de 2021 y  podrá prorrogarse una vez más por seis meses extra “de acuerdo a la evolución de la demanda”.El permiso tendrá vigencia desde el día siguiente de la notificación de su otorgamiento.

Cuando la empresa disponga de la autorización, deberá desplegar al menos del 50% de su flota hasta el 1 de septiembre. El resto de vehículos deberá situarlos por la ciudad en el plazo máximo de dos meses, es decir, hasta el 1 de noviembre de 2020.

Normas de uso estrictas

Las empresas autorizadas deberán  facilitar al Ayuntamiento de Madrid información en tiempo real sobre la geolocalización de las bicicletas, así como el acceso al cuadro de mando que permita evaluar el uso medio de los vehículos y su actualización. El Ayuntamiento de Madrid podrá revocar estas autorizaciones o decretar el cese de la actividad si los adjudicatarios no cumplen las condiciones  establecidas en la resolución o por motivos de seguridad ciudadana, vial, salud pública o protección del patrimonio, entre otros.

Los operadores deben garantizar la accesibilidad universal y evitar problemas de convivencia y de utilización abusiva del espacio público con las nuevas bicicletas. Por este motivo, las aplicaciones móviles de estos nuevos vehículos no permitirán el inicio o finalización de un trayecto en las calles de prioridad peatonal ni en las aceras y espacios peatonales contiguos a los parques históricos como El Retiro.

Las empresas deberán ajustar su ámbito de actuación al sector o sectores territoriales para los que hayan sido autorizados  y situarán las bicicletas en reservas específicas de estacionamiento o en los lugares previstos en la Ordenanza de Movilidad Sostenible. Con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus, es obligatoria la limpieza diaria y desinfección de todas las bicicletas por parte de las empresas así como el uso de guantes por parte de los usuarios.