Una terraza con el camarero y los clientes usando mascasrilla durante la pandemia

Madrid marca el camino: la hora en qué deberán cerrar comercios y restaurantes

Las reuniones entre no convivientes estarán prohibidas a partir de las 00 horas

La pandemia mundial del coronavirus supera 1,1 millón de muertos en todo el mundo y los contagios superan los 40 millones. Los países tratan de imponer medidas restrictivas para que la situación mejore y se frene la expansión del virus que ha asolado todo el planeta.

Esto es precisamente lo que está haciendo España. Aunque en un principio el país apostaba por un toque de queda nacional, la falta de consenso lo ha retrasado y las comunidades están tomando sus propias medidas.

De hecho hay varias comunidades autónomas que lo van a implantar próximamente como la Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla y León, que ven en el toque de queda la única solución a la expansión del virus dentro sus fronteras.

Pero ¿qué pasará cuando decaiga el estado de alarma en Madrid?

Madrid por su parte ha preferido instaurar otras normas restrictivas que entrarán en vigor a partir de mañana sábado, día en el que termina el estado de alarma allí.

La más llamativa de todas estas medidas ha sido la prohibición de que haya reuniones entre personas no convivientes entre la medianoche y las 6 de la mañana.  Enrique Ruiz Escudero, consejero de Salud de Madrid, ha anunciado hace apenas unos minutos esta norma de obligatorio cumplimiento.  

Los que más sufrirán las nuevas medidas de Madrid serán quienes se dediquen al mundo de la hostelería y la restauració, ya que verán limitados sus aforos al 50 por ciento en interior y al 75 en terrazas.

Por su parte, las barras quedarán inutilizadas y las mesas deberán guardar 1,5m de distancia respecto a las sillas. En ellas no podrá haber más de 6 personas. Además, no se permiten clientes a partir de las 23 horas

Por su parte, los comercios deberán cerrar a las 22 horas, salvo los esenciales y su aforo será del 75 por ciento.

En cuanto a las zonas más afectadas dentro de la Comunidad madrileña, la hostelería y la restauración todavía verán sus aforos más limitados. Y es que deberán cumplir el máximo del 50 por ciento tanto en interior como en el exterior.


Comentarios