Lydia Lozano llorando

Lydia Lozano sufre una crisis de ansiedad

Este sábado, 30 de mayo, Mikel Barsa se sentará en 'Sábado Deluxe' para someterse al polígrafo

El caso Ylenia vuelve a estar de actualidad en 'Sálvame' tras salir a la luz la que podría haber sido  la fuente oculta de Lydia Lozano durante más de 15 años. Reavivar la polémica y el sufrimiento del pasado ha provocado que la colaboradora no pueda reprimir las lágrimas cada vez que se toca el tema en plató.

Lozano entraba en pánico después de enterarse de que  este sábado, 30 de mayo, Mikel Barsa se sentará en 'Sábado Deluxe'  para someterse a un polígrafo. Inmediatamente la colaboradora pedía a la dirección del programa no acudir esa noche a plató, petición que los directos han rechazado.

Sin duda, la polémica del caso Ylenia después de que la colaboradora asegurase que seguía viva y que su padre, Albano, lo sabía le han costado diversos problemas a nivel personal y profesional. Por eso no es de extrañar que tras la negativa de quedarse en casa este sábado, Lydia se haya roto por completo en plató ante la atenta mirada de Carlota Corredera y sus compañeros. 

«He llamado a Patricia para decirle que mañana no quiero estar. No entiendo como nadie se pone en mi piel... Deberíais entender que mañana me quede en mi casa. Estoy hasta las narices, no quiero venir. No quiero preguntar, ni matizar, ¡ni nada!», afirmaba Lydia en pleno llanto.

«A mí qué me importa la Campos, qué me importa los que me pusieron verde, me da igual si este señor viene, no quiero participar», añadía la colaboradora.

A pesar de que este sábado la periodista se sentará en 'Sábado Deluxe' lo cierto es que ha querido dejar claro que «me da igual lo que pasó en 2005, nunca he dicho nada y no porque sea el 2020 lo voy a contar todo. No quiero hablar, no me importa, me da igual».Todo parece indicar que pese a las súplicas de Lydia, el programa continuará destapando diversas informaciones del Caso Ylenia.