Palo al Gobierno que echa más gasolina al fuego: ‘Los que venían a ayudar...’

El alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, avisa de que tienen a la mayoría de los españoles en contra

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia ante los medios tras la Conferencia multisectorial en Madrid, 27 de agosto de 2020
El alcalde de Madrid considera que Sanidad actúa de forma autoritaria | Europa Press

La Comunidad de Madrid y el Gobierno siguen a la gresca. El plazo de 48 horas que ha dado el ministro de Sanidad a la Comunidad de Madrid para aplicar las restricciones tomadas en el último acuerdo, y la rebeldía del gobierno regional ante las medidas han prendido de nuevo la mecha del enfrentamiento entre ambas instituciones.

Las cosas se han precipitado esta mañana con la publicación de las restricciones en el BOE, que han desatado un cruce de acusaciones entre el Gobierno y la Comunidad de Madrid. El último en echar más gasolina al fuego ha sido el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, con una publicación en Twitter: «Los que venían a ayudar han acabado utilizando el BOE para no tener que dialogar y pactar».

Su mensaje coincide con el argumento de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que al no haber un consenso en la votación del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que adoptó las restricciones, no es de obligado cumplimiento. Sin embargo, el ministro Salvador Illa ha dado 48 horas a la comunidad para aplicar las medidas.

Se trata de nueve restricciones y dos recomendaciones para todas las ciudades de España con más de 100.000 habitantes que superen los 500 casos positivos en los últimos 15 días, estén en una comunidad por encima del 10% de positividad y con más del 35% de ocupación de las UCI. Por ahora entran en ese baremo Madrid capital y nueve ciudades de la comunidad.

Por la mañana, la presidenta de la comunidad ha asegurado que no cumpliría con las medidas al haber comunidades que votaron en contra. El ministro le ha recordado que según la normativa del consejo las votaciones son de obligado cumplimiento para todas las regiones, hayan votado en contra o a favor.

La presidenta finalmente ha rectificado anunciando que acatará la medida, pero también ha anunciado que llevará la decisión a los tribunales. «Iremos a los tribunales nuevamente como lo hicimos con el cambio de fase para defender los intereses legítimos de los madrileños».

La mayoría en contra

El anuncio de la presidenta de que recurrirá la decisión ha ido acompañado de un mensaje de Martínez-Almeida en redes sociales: «Esta crisis no se resuelve con imposiciones, sin criterios técnicos, más allá de intereses políticos. Los que venían a ayudar, han acabado utilizando el BOE para no tener que dialogar y acordar. Los madrileños demostraremos la sensatez y responsabilidad que siempre nos han guiado».

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha acusado al Gobierno de la ruptura unilateral de cualquier posibilidad de acuerdo. Según ha afirmado en rueda de prensa, es falso decir que hubo un acuerdo en el consejo interterritorial porque hubo cinco comunidades que no se mostraron de acuerdo, y subrayó que esas cinco comunidades suponen el 57% de la población en España.

Algo muy distinto a las cuentas que hace el ministro de Sanidad, que argumenta que tres cuartas partes de las comunidades votaron a favor y eso justifica la solidez de la decisión. Pero el portavoz del PP le pregunta ahora si pueden seguir defendiendo un acuerdo con la mayoría de los españoles en contra. El conflicto está servido.


Comentarios

envía el comentario