Inés Arrimadas, en una roda de premsa la tardor de 2019.

Tsunami en Ciudadanos: Inés Arrimadas decide cambiar la historia del partido

La recién estrenada líder del partido naranja ha optado por desmarcarse del PP y apoyar la prórroga del estado de alarma.

La negociación 'in extremis' de Ciudadanos con el Gobierno para apoyar la prórroga del estado de alarma ha generado un enorme terremoto en el partido naranja. 

La cuarta prórroga estaba en el aire tras el rechazo del PP y ERC de continuar con el estado de alarma, pero ahora será posible gracias a Ciudadanos y al PNV, que también ha garantizado su apoyo.  

Tras una negociación que se alargó durante todo el día de ayer, las dos partes anunciaron el acuerdo mediante el cual los diez diputados naranjas se desmarcan de la  decisión del PP de abstenerse. 

Apuesta personal de Arrimadas

Esta decisión ha sido una  apuesta personal de la recién estrenada líder del partido naranja,  Inés Arrimadas, que incluso ha querido defender su decisión en el Congreso de los Diputados. 

Tras un mes sin acudir al Parlamento debido a su embarazo avanzado, la líder del partido ha querido volver a intervenir para defender una decisión que conllevará algunas concesiones del Gobierno.

Aunque la propia Arrimadas ha advertido a Sánchez de que la prórroga no puede durar para siempre ha aceptado en este caso por considerarlo todavía necesario.

Concesiones del Gobierno a Cs

Por este motivo, una de las condiciones que ha impuesto Arrimadas al Gobierno ha sido la garantía de mantener las ayudas económicas  a pymes y autónomos, así como garantizar los ertes tras el fin del estado de alarma. 

Otra de las concesiones más destacadas ha sido la apertura del diálogo con la oposición, comprometiéndose el Gobierno a mantener reuniones cada 15 días con Cs. 

A pesar de que Ciudadanos se ha mantenido muy crítico con el Gobierno consideran que es muy importante arrancar una iniciativa de esta naturaleza y mantener la «lealtad y responsabilidad». 

«Hemos buscado ser útiles y responsables. Toda España estaba pendiente de qué pasaría si esto saltaba por los aires mañana. Nuestra responsabilidad es dar certidumbre» señalaban fuentes del partido.

Problemas internos en el partido

La apuesta personal de Arrimadas ha causado un terremoto en el partido naranja, donde ya se han presentado las primeras bajas de reconocidos afiliados por discrepancias con la nueva líder. 

El primero en darse de baja como afiliado fue Juan Carlos Girauta, exportavoz del partido en el Congreso y una pieza muy destacada en la anterior ejecutiva dirigida por Albert Rivera.

El político ha comunicado su baja a través de Twitter justificando que todo el esfuerzo del partido no se ha llevado a cabo para «construir una bisagra».

Por su parte, Carina Mejías, la voz de Ciudadanos en Barcelona hasta el fichaje de Manuel Valls, también ha anunciado su baja de del partido tras esta decisión que ha tachado de «incomprensible».

No sabemos si esta decisión personal de Arrimadas podrá poner en peligro la continuidad de otros afiliados al partido, pero sin lugar a dudas la líder de Ciudadanos ha conseguido sacar a su partido de la irrelevancia política, desmarcándolo del PP y otorgándole un peso importante a sus escasos diez diputados en el Congreso.